Conclusiones de un es­tu­dio, de Manuel Alfaro e Ismael Vallés, pro­fe­sores de Esade

La Caixa apoya que una parte del sueldo se destine obligatoriamente a la jubilación

La Fundación Edad & Vida pide un marco legal y fiscal más es­table y que fa­vo­rezca el ahorro

jubilación
jubilación

"La in­ver­sión obli­ga­toria de parte del sueldo en ins­tru­mentos de pre­vi­sión y ahorro para la ju­bi­la­ción". Es una de las re­co­men­da­ciones del es­tudio "La pre­vi­sión y el ahorro ante el en­ve­je­ci­miento de la po­bla­ción", ela­bo­rado por pro­fe­sores del Esade, y que me­reció el premio de la Fundación Edad & Vida en su cuarta edi­ción. Un ga­lardón pa­tro­ci­nado por VidaCaixa, la ase­gu­ra­dora de SegurCaixa Holding, in­te­grada por Criteria Caixa Holding, que agrupa las par­ti­ci­pa­ciones de La Caixa.

Además, estos expertos plantean que "sería conveniente que las Administraciones Públicas incentivasen el ahorro voluntario individual o a través de la empresa", que éstas lanzasen "un mensaje público que resaltase la importancia de compatibilizar el ahorro en inmuebles con otras fórmulas de inversión". Y sobre todo, que "todos los instrumentos de previsión y ahorro finalista y a largo plazo deberían gozar de incentivos fiscales".

El estudio, dirigido por Manuel Alfaro e Ismael Vallés, profesores de Esade, propone cinco medidas. La primera, doble:  "la necesidad de un marco legal y fiscal más estable, y una mejora en el tratamiento fiscal de los instrumentos de previsión y ahorro". La segunda, "la mejora de la fiscalidad del ahorro a largo plazo respecto a otras fórmulas de ahorro a corto plazo con el objeto de promover hábitos de ahorro entre la sociedad". La tercera, la ya mencionada inversión obligatoria de parte del sueldo en instrumentos de previsión y ahorro para la jubilación.

La cuarta, "el cambio en el concepto de herencia, concienciando a titular y herederos de que la herencia puede quedar reducida o desaparecer con el fin de asegurar una jubilación y vejez dignas". Finalmente, "el incremento del asesoramiento personal de las entidades financieras en la gestión de la inversión y el ahorro para la jubilación".

Porque el estudio de Esade para la Fundación Edad & Vida muestra "una alarmante falta de previsión de la población frente a la jubilación", que la cultura del ahorro está poco extendida en España y que "muchos piensan que su estilo de vida no será sostenible después de la jubilación, pero aplazan indefinidamente el planteamiento del problema".

El 53% de la población afirma no utilizar ningún método de ahorro, y el 41% no conoce ningún método de ahorro "de forma espontánea". Aunque el 54% afirme ser consciente de que la pensión pública no cubrirá sus necesidades, el 82% no ha analizado todavía qué recursos económicos le serán necesarios para mantener su actual nivel de vida una vez retirado. El 48% no ahorra, alegando incapacidad o falta de recursos. El 31,4% dice reconocer la importancia del ahorro, pero también que no lo hace. Y el 75% ve la necesidad de ahorrar para la jubilación, pero sólo el 30% afirma estar ahorrando, y entre éstos sólo el 23% lo hace de forma sistemática.

Para Antonio Trueba, director de VidaCaixa Previsión Social, "los españoles no estamos ahorrando lo suficiente para afrontar loss 20 años o los 30 años que nos quedarán por vivir tras la jubilación". El directivo de la aseguradora de Vida de la primera caja de ahorros de España subraya que "la preocupación por el ahorro para la jubilación no debe ser en ningún caso una preocupación exclusiva de las empresas que ofrecen soluciones financieras para la jubilación, sino que debe ir más allá, porque los efectos de no encontrar solución a los retos que se plantean afectarán a todos los ciudadanos".

Artículos relacionados