Hoy se anun­ciará la unión de Caixa Penedés y Caixa Laietana, que buscan otros so­cios

Las autonomías aceleran las fusiones de cajas antes de que intervenga el Banco de España

Cajasol y Caja Guadalajara crean un Grupo Contractual Consolidable, abierto a otras en­ti­da­des, como las ex­tre­meñas o Caja Granada

Spam
Spam

Quizás re­cor­dando aquella an­to­ló­gica frase del ma­lo­grado pre­si­dente del BBV, Pedro de Toledo, "o te fu­sionas o te fu­sio­nan", las co­mu­ni­dades au­tó­nomas han ace­le­rado los mo­vi­mientos para in­te­grar a sus cajas de aho­rros. El mo­tivo es tener las ope­ra­ciones anun­ciadas antes de que ter­mine el ejer­cicio en curso y evitar que el Banco de España in­ter­venga para poner más orden to­davía en el pro­ceso de re­es­truc­tu­ra­ción del sector fi­nan­ciero, hasta ahora cen­trado en las en­ti­dades de aho­rro. El pre­si­dente de Cajasol, Antonio Pulido, ha ini­ciado con­ver­sa­ciones con Caja Guadalajara para rea­lizar una fu­sión a través de un Grupo Contractual Consolidable, una fi­gura que va más allá del Sistema Institucional de Protección (SIP), si­guiendo la es­tela de Caja Navarra y CajaCanarias. Pero no se con­forma con la se­gunda fu­sión vir­tual entre cajas de dos au­to­no­mías dis­tin­tas, porque la en­tidad se­vi­llana man­tiene con­tactos con otras para crear un grupo "con me­jores es­truc­turas y mayor for­ta­leza fi­nan­cie­ra".

Tras el primer acuerdo con Castilla La Mancha, el objetivo parece apuntar a Extremadura, aunque el Gobierno de José Fernández Vara prefiere que antes se fusionen realmente las dos cajas de la comunidad.

Pulido destaca que esta propuesta respeta la identidad y la personalidad jurídica, los órganos de gobierno y la obra social, de las entidades que se integren. Y que el objetivo es generar sinergias y resultados que aporten más valor a las cajas participantes. Cada caja mantendrá su marca en su zona de actuación, con una nueva para la expansión fuera de Castilla La Mancha y de Andalucía

"Ambas entidades han estimado oportuno dar los pasos en este momento, clave para el desarrollo del sector financiero español y para la restructuración del mapa de las cajas de ahorro. La importancia de ser activos en estos precisos momentos es consecuencia también de la necesidad de fortalecer las estructuras del sector, con iniciativas que generen valor y confianza a los usuarios de las entidades financieras", señala el comunicado de Cajasol y de Caja Guadalajara.

El presidente de Cajasol no cree que pertenecer a autonomías diferentes sea un obstáculo para esta operación. Antonio Pulido considera que las integraciones entre cajas de territorios geográficos complementarios aportan más ventajas que las fusiones intrarregionales. Y resuelven mejor los problemas de duplicidad de oficinas, de recursos y de integración, además de ofrecer más oportunidades en reducción de costes y en posición en el mercado financiero.

Al SIP que promueve Cajasol tiene las puertas abiertas otra entidad andaluza, Caja Granada, aunque tanto el presidente saliente, Antonio María Claret, como el entrante, Antonio Jara, han mantenido hasta ahora que no participarán en operaciones donde no lleven la voz cantante y la sede no esté en Granada.

LA SEGUNDA CATALANA

Por su parte, Cataluña vivirá hoy su tercera fusión del año. Tras la protagonizada por las caixas comarcales (más Caixa Girona) y la iniciada por Caixa Catalunya, Caixa Manlley y Caixa Tarragona, los consejos de administración de Caixa Penedés y de Caixa Laietana se reúnen por separado a las 18,00 horas. Aunque no está en el orden del día, la fusión es la cuestión estrella, con una negociación lo más rápidamente posible para que pueda ser una realidad durante el primer semestre del año que viene. Viendo lo que sucede en la fusión liderada por Caixa Catalunya, con los sindicatos en pie de guerra por las 1.800 bajas anunciadas, aunque hoy se celebra una nueva reunión de cara a un acuerdo laboral, en la operación de Laietana y Penedés sólo se contemplan prejubilaciones.

Las dos entidades plantean dar un salto posterior con otros socios no catalanes, a través de un SIP. Las aragonesas CAI (ya integrada en el SIP con Caixa Sabadell, Caja Rioja y La Insular de Canarias),  e Ibercaja, la gallega Caixanova y la mallorquina Sa Nostra son algunas de las cajas con las que ha habido contactos. Aquí quieren hacer valer la entrada en el siempre interesante mercado catalán, ya que la suma de Laietana y Penedés supone 823 sucursales en esta comunidad, más 59 en Madrid, 32 en la Comunidad Valenciana y 25 en Aragón. Este liderazgo catalán en la operación permite evitar las resistencias de la Generalitat a uniones con cajas de fuera.

Con esta operación, Cataluña tendrá tres procesos de fusión en marcha y será la comunidad autónoma que se ha sumado de manera más rápida (aunque de un modo hasta ahora exclusivamente intrarregional) al proceso de concentración de cajas de ahorro que el Banco de España empezó a impulsar hace casi un año. Cuando el proceso culmine, Cataluña habrá pasado de tener diez entidades de ahorro a contar con cuatro. Eso sí, mucho más grandes.

LA FUSIÓN GALLEGA

También hoy habrá reunión clave para el futuro de las cajas gallegas, tras la celebrada el martes entre el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Facenda, Marta Fernández, con el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, y el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso. En la Consellería de Facenda, los principales directivos de las dos cajas gallegas mantendrán un contacto de cara a una hipotética fusión, que es lo que quiere la Xunta pero lo que no desean las entidades por su elevado coste humano y en sucursales, entre otros motivos.

Por si acaso, Caixa Galicia ya ha dejado muy claro que acude "dispuesta a negociar con mente abierta un buen proyecto conjunto" con Caixanova, la más reacia a esa operación. Pero que si no hay acuerdo, la entidad coruñesa presentará un movimiento alternativo, probablemente una SIP o una alianza estratégica de gran calado con cajas de fuera, "cuanto antes".

Artículos relacionados