CONSTRUCCIÓN

ACS troceará Hochtief para hacerse con Iberdrola

La banca ale­mana acusa a Florentino Pérez

ACS ha di­señado una es­tra­tegia para ad­quirir Iberdrola en la que la cons­truc­tora ale­mana Hochtief ejerce una mera fun­ción ins­tru­men­tal, de fi­nan­cia­dora de la gran ope­ra­ción que in­teresa de verdad a Florentino Pérez: con­trolar el grupo eléc­trico que pre­side Ignacio Sánchez Galán. Para ello, ACS planea "trocear", vender por fi­liales la cons­truc­tora ale­mana en va­rias ope­ra­ciones con plus­va­lías que le per­mitan ha­cerse con re­cursos con los que fi­nan­ciar nuevas ad­qui­si­ciones de tí­tulos de Iberdrola. Es lo que piensa Alexander Groschke, ana­lista del Landesbank Baden-Wuerttemberg ale­mán.

"El objetivo es Iberdrola", afirma Groschke al "Financial Times Deuitschland", el prestigioso periódico económico alemán, que señala que la tesis de este analista es compartida por otros expertos. "Para financiar la compra de Iberdrola, necesita los ingresos obtenidos con la venta de las filiales más rentables de Hochtief", afirma el analista del banco germano.

Otros colegas de Groschke coinciden en que la secuencia en el asalto a Hotchtief incluye la toma de control lo antes posible de ACS en la constructora germana, el "troceamiento" de ésta y su posterior venta de forma que la enajenación del grupo por filiales sea mucho más rentable que el valor de éste.

El propio consejo de administración de la constructora alemana, con el jefe del comité de empresa al frente, Siegfried Müller, también considera que el objetivo último de ACS es fortalecerse en el sector de la energía, en el que tiene sentido la presencia de un grupo constructor con aspiraciones a participar en los futuros programas de desarrollo de infraestructuras energéticas y, especialmente, de las renovables.

"ACS romperá eventualmente Hochtief para hacer que aflore su valor escondido y lograr acceso a financiación más fuerte", asegura Groschke, para quien el troceamiento de la constructora alemana será sencillo, ya que algunas de sus filiales, como Leighton o la división estadounidense Turner, operan de forma casi independiente.

El grupo presidido por Florentino Pérez cuenta en la actualidad con una participación del 20,2% en Iberdola y del 30,3% en Hochtief. La integración de ACS e Iberdrola daría origen a un grupo con una capitalización bursátil de 40.000 millones, cerca de los 46.000 millones en los que está valorado E.ON y muy por encima de otro de los grupos energéticos alemanes de referencia, RWE, que vale 26.000 millones.

El "Financial Times Deuitschland" califica la compra de Iberdrola mediante el control de Hochtief como el "plan maestro" que "flota desde el inicio de la batalla por la adquisición" del grupo constructor germano. Aunque también matiza que los directivos de ACS han asegurado en varias ocasiones que "no hay conexión" entre una y otra operación.

Artículos relacionados