El BBVA patrocina la selección venezolana para evitar una costosa nacionalización

Exigencias del Gobierno ya­cente de Hugo Chávez

Banca
Banca

El grupo BBVA, que em­pezó pa­tro­ci­nando la Segunda División de la Liga es­pañola de fútbol para luego am­pliarlo a la Primera, in­siste en ex­portar esta téc­nica de már­ke­ting en sus in­ver­siones in­ter­na­cio­na­les. Primero, a Estados Unidos, donde es banco ofi­cial de la NBA, aunque la mayor y mejor com­pe­ti­ción de ba­lon­cesto del mundo no atra­viesa pre­ci­sa­mente por sus me­jores mo­men­tos, con la ame­naza de cierre pa­tro­nal. Y ahora ha de­ci­dido pa­tro­cinar la se­lec­ción de fútbol de Venezuela, más co­no­cida como la ‘vinotinto' por el color de sus ca­mi­se­tas. Pero en este caso no se trata de captar clientes a través del fútbol o de con­vertir el de­porte en un sis­tema para dar a co­nocer la marca y el banco. Exigencias del Gobierno ya­cente del bo­li­va­rista Hugo Chávez.

El grupo que preside Francisco González pretende, con el acuerdo suscrito con la Federación Venezolana de Fútbol, blindarse y conjurar la insistente amenaza de expropiación por parte de la República Bolivariana de Hugo Chávez. No en vano, el BBVA tiene en Venezuela su mayor aportación de beneficios de América del Sur. Un área fundamental para compensar la mala evolución en España y en México (donde ha perdido la primera posición, en beneficio de Banamex, del norteamericano Citi) y que Estados Unidos y China no dan todavía los resultados previstos.

La reciente victoria de Venezuela sobre Argentina, la primera en toda la historia de ese selección, en las eliminatorias de clasificación para el Mundial de Brasil de 2014, con gol del jugador del Athletic de Bilbao, Fernando Amorebieta (nacido en el país sudamericano, donde trabajaba su padre, profesional de la pelota vasca, en 1985) incluido, ha dado más realce a la decisión del BBVA Banco Provincial de convertirse en el patrocinador de la selección nacional, que fue semifinalista de la última Copa América.

Evidentemente, la postura oficial de la filial venezolana del grupo BBVA no relaciona ese patrocinio deportivo con una operación para hacer frente a las frecuentes amenazas de nacionalización del Banco Provincial por parte del Gobierno de Hugo Chávez. Con esa operación, el BBVA Banco Provincial "ratifica su compromiso con el deporte nacional, en esta ocasión a través de una alianza con la Federación Venezolana de Fútbol". El BBVA se convierte así en el banco oficial de la Federación, "con el objetivo común engrandecer el nombre de la Vinotinto, apoyándola en las eliminatorias para el Mundial Brasil 2014, partidos amistosos y todas las actividades relacionadas con el fútbol nacional".

"En nuestro país, el fútbol es una disciplina con un gran potencial de desarrollo y proyección, por lo que BBVA Provincial se siente orgulloso de acompañar y apostar al crecimiento de la Vinotinto, no solo a la selección de Mayores sino a todas las categorías que conforman la Federación: Sub-20, Sub-17, Sub 15 (masculino y femenino) Fútbol Sala y Fútbol de Playa", insisten en la entidad venezolana del grupo español.

El acuerdo entre el grupo BBVA y la Federación Venezolana de Fútbol comienza este mes y estará vigente hasta después del Mundial de Brasil de 2014. "En este período BBVA Provincial, como banco oficial, podrá ofrecer a sus empleados, clientes y a toda la afición de este apasionado deporte, a lo largo de todo el país, la posibilidad de vivir experiencias únicas a través de las diversas actividades diseñadas por la entidad para asistir a los ocho juegos (partidos) FIFA oficiales a disputarse en Venezuela para las eliminatorias Brasil 2014, durante los próximos tres años, y a los nueve juegos amistosos a realizarse a partir del año 2012 hasta el 2014, en los que se jugará la Copa BBVA Provincial", añaden en la entidad.

"Con dicho acuerdo, BBVA Provincial da un paso más hacia adelante en su compromiso con el crecimiento del deporte en nuestro país, estrategia que viene desarrollando desde el año 2008 a través de distintos acuerdos e iniciativas, y que se apalanca en la visión de la institución de trabajar por ‘Un futuro mejor para las Personas, impulsando su compromiso con el fútbol, el deporte más universal´, y con los valores de trabajo en equipo, esfuerzo, superación y juego limpio, a través de los cuales se identifica plenamente", insisten en la filial venezolana del grupo que preside Francisco González.

"Este patrocinio constituye un gran impulso para la labor que ha venido realizando la Federación Venezolana de Fútbol, al tiempo que representa un claro apoyo, no sólo a la ‘Vinotinto', sino a todos los venezolanos que creen, valoran y se sienten orgullosos de nuestra selección, que cada día gana más afición en cada rincón del país", concluyen en el BBVA Banco Provincial.

El patrocinio de la selección venezolana de fútbol se suma a una estrategia iniciada el año 2006 transformando la Segunda División A española en la Liga BBVA. Dos años más tarde, el BBVA se convirtió en el principal patrocinador de la Primera División, que pasó a denominarse Liga BBVA, quedándose la Segunda como Liga Adelante, que es el eslogan del grupo financiero. El BBVA y la Liga de Fútbol Profesional mantienen desde entonces un "acuerdo estratégico para el patrocinio del fútbol español con un ámbito de actuación a nivel mundial". Ese acuerdo tiene vigencia hasta el año 2013.

El 13 de septiembre de 2010, el BBVA se convirtió en el banco oficial de la liga de baloncesto más importante del mundo, tras firmar "un acuerdo a largo plazo" con la National Basketball Association (NBA). Ese acuerdo, que le supone un desembolso anual de 100 millones de dólares (unos 78,12 millones de euros), incluye la Liga femenina de baloncesto (WNBA) y la NBA Development League, tanto en Estados Unidos como en el Estado asociado de Puerto Rico como en España.

Mientras en Venezuela trata de blindarse ante la amenaza de nacionalización del BBVA Banco Provincial, el presidente del grupo, Francisco González, aprovechaba el Encuentro Empresarial Hispano-Turco de Inversión y Cooperación, organizado por la Ceoe, para destacar que éste (que tiene una participación del 25% en el turco Garanti) se encuentra en estos momentos en una posición "diferencial", ya que nunca "ha sido tan fuerte", lo que confirma "la resistencia de sus resultados y su capacidad para crecer". Francisco González subraya que el BBVA es el segundo banco más rentable y el más eficiente entre los competidores europeos. Y recuerda que durante la crisis muchas entidades han dado la espalda a "la prudencia, la integridad y la transparencia" para generar beneficios a corto plazo, mientras que el BBVA ha mantenido "sus principios y su visión a largo plazo".

 

Artículos relacionados