Retenidos por orden ju­di­cial 3.898 mi­llones de gua­ra­níes de la fi­lial del grupo es­pañol

La Superintendencia de Bancos de Paraguay tiene a la mitad de sus inspectores investigando al BBVA

El caso del fraude pi­ra­midal im­pide que su res­pon­sable asuma un puesto en el con­sejo de go­bierno del Banco Central del país

Edgar Paredes, superintendente de Bancos en Uruguay
Edgar Paredes, superintendente de Bancos en Uruguay

El fraude pi­ra­midal co­me­tido su­pues­ta­mente por un ga­na­dero cliente del BBVA Paraguay, con la com­pli­cidad de al menos un di­rec­tivo de la fi­lial del grupo pre­si­dido por Francisco González, y que pro­vocó pér­didas de 12 mi­llones de dó­lares entre una vein­tena de clientes de la en­tidad y el propio banco, está ge­ne­rando daños co­la­te­rales que afectan a la ins­ti­tu­ción res­pon­sable de la su­per­vi­sión del sector fi­nan­ciero y al propio Banco Central de la na­ción la­ti­noa­me­ri­cana. Édgar Paredes, su­per­in­ten­dente de Bancos y, por tanto, su­per­visor del BBVA Paraguay en el mo­mento de pro­du­cirse el fraude pi­ra­mi­dal, está viendo cómo su can­di­da­tura al con­sejo de Gobierno del Banco Central de Paraguay, for­mu­lada por el Gobierno, está blo­queada en el Senado pre­ci­sa­mente por las dudas sobre su ges­tión del es­cán­dalo pro­du­cido por la fi­lial del grupo ban­cario es­pañol. Además, el Banco Central de Paraguay ha in­mo­vi­li­zado, por orden ju­di­cial, una cuenta del BBVA allí por im­porte de 3.989 mi­llones de gua­ra­níes (unos 700.000 eu­ros) para afrontar po­si­bles res­pon­sa­bi­li­dades del banco en la es­tafa.

En su primera comparecencia ante la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Senadores, Édgar Paredes tuvo que responder a preguntas sobre la gestión de la Superintendencia en el escándalo provocado en el BBVA Paraguay y sobre la negativa de la filial del banco español a entregar información sobre el caso a los inspectores. La sorpresa surgió cuando el superintendente reconoció que de los 36 inspectores con que cuenta la institución, más de la mitad, concretamente 19, están trabajando en la inspección del BBVA.

El nombramiento de Édgar Paredes para el consejo del Banco Central de Paraguay continúa, según medios de comunicación locales, sin resolverse. Lo mismo que el informe del Banco Central sobre la auditoría del BBVA Paraguay, ordenada nada mças conocer la Superintendencia de Bancos la existencia del fraude piramidal.

Lo que sí ha hecho el Banco Central del Paraguay es informar a la jueza que lleva el caso que, cumpliendo sus órdenes, ha bloqueado 3.897.850.000 guaraníes (unos 700.000 euros) de la cuenta del BBVA Paraguay en esta institución. El mandamiento judicial se basa en la demanda de Juan Francisco Benza Raggio, uno de los afectados por la estafa piramidal, contra Alberto Pereira Johannsen, el ganadero cliente del BBVA Paraguay acusado de ser el autor de ésta, Rodrigo Palumbo, el gerente de Riesgos de la entidad financiera (ya despedido por su supuesta complicidad en el fraude), y el propio banco, y que reclama una indemnización por daños y perjuicios, lucro cesante y daño moral por 3.543 millones de guaraníes.

Los abogados Guido Benza y Adolfo Oddone promovieron la acción judicial en representación de Benza Raggio. Y explican a "ABC Color" que consideran que los demandados tienen responsabilidad en las pérdidas ocasionadas a Benza. Oddone afirma que existe responsabilidad también del banco con el que operaba "Pereira, porque el afectado consultó al BBVA Paraguay sobre sus antecedentes como cliente y le dieron referencias "excelentes". "Incluso, sus funcionarios, como el entonces gerente de Riesgos, Rodrigo Palumbo, llegaron a instar públicamente a que se confíe en Pereira", resalta este abogado.

En la demanda se hace constar que no se descarta que otros directivos del BBVA Paraguay conocieran la trama de Pereira y Palumbo, y los abogados insisten en que es "poco creíble" que Palumbo, en solitario y sin contar con nadie, autorizara líneas de créditos tan elevadas (incluso dos préstamos el mismo día) a favor del ganadero. Y que los demandantes siguen aguardando el informe del Banco Central del Paraguay sobre la auditoría que se está realizando en el BBVA Paraguay. La auditoría ordenada por el BBVA revela cómo operaban Palumbo y Pereira Johannsen, quienes ahora se enfrentan a sendos procesos abiertos por la Fiscalía.

Precisamente en estas investigaciones de la Fiscalía se han recuperado correos electrónicos enviados por Pereira Johannsen a Francisco González Rahi y Juan Agustín Encina Pérez, dos de los ocho denunciantes de este caso, en los que ofrecía participar como inversores en "operaciones de compra y venta de ganados". Los denunciantes aseguran haber sido estafados en 9.283 millones de guaraníes, y resaltan que queda desbaratada la coartada de la defensa de Pereira, que presentan al presunto estafador como una víctima de una supuesta usura de sus víctimas.

Los denunciantes presentaron documentos que acreditan los depósitos de dinero en la cuenta de Alberto Pereira y los cheques que ya no pudieron cobrar. Además, adjuntaron un acta notarial en la que se transcriben los correos electrónicos de Pereira con las operaciones de compra y venta de ganado, las "ofertas" y las "ganancias".

Tras muchos titubeos y ocultaciones de información sobre la estafa piramidal, el BBVA ordenó la destitución de toda la cúpula directiva de su filial en Paraguay. Su presidente, el argentino Vicente Bogliolo, se ha desvinculado del grupo. Marcelo Alejandro Rojas, que era el director Comercial; Fernando Javier Rodríguez Duarte, director de Riesgos y Finanzas; Gonzalo Faccas, director de Transformación e Innovación; y Pablo Estebanez, director de Áreas de Presidencia, fueron destituidos de la Comisión Directiva del BBVA Paraguay, pero aún siguen vinculados a la entidad.

El director de Desarrollo de Negocio e Innovación del BBVA para América del Sur, Vicente Parra, fue la persona designada para tratar de poner orden en la filial de Paraguay tras la estafa piramidal de más de 20 millones de dólares (con un impacto directo de siete millones para el banco) y una veintena de afectados, y fue nombrado presidente del BBVA Paraguay. Poco tiempo después, fue nombrado para el cargo Rafael González Moya, que era presidente ejecutivo del BBVA Uruguay, aunque Parar se mantiene como consejero de la filial.

Aunque no ha presentado denuncia, el BBVA Paraguay ha despedido también al gerente de Riesgos Minoristas, Gustavo Cáceres, y a otro gerente de Riesgos, Constantino Aranda, por el caso del fraude, pese a que éstos remitieron informes a la superioridad en los que alertaban sobre las irregularidades en la gestión de Rodrigo Palumbo.

 

Artículos relacionados