La prensa internacional ironiza con De Guindos pero le da la razón

Asume las pre­vi­siones de los ana­listas y con­firma que España en­trará en re­ce­sión en el primer tri­mestre del 2012

Luis de Guindos
Luis de Guindos

El diario fi­nan­ciero francés La Tribune des­ta­caba este lunes en la por­tada de su edi­ción on­line que España y, en con­creto, su mi­nistro de Economía, Luis de Guindos, había des­cu­bierto el cre­ci­miento ne­ga­tivo. Durante el acto de toma de po­se­sión de los altos cargos de su mi­nis­te­rio, uti­lizó la ex­pre­sión que le ha lla­mado la aten­ción a la prensa gala por ser una pa­ra­doja de "crecimiento ne­ga­ti­vo".

Este decrecimiento del PIB español se producirá durante el cuarto trimestre de este año que está a punto de finalizar y será igualmente negativo el primer trimestre del año 2012, lo que supondría la entrada técnica en recesión al encadenarse dos trimestres consecutivos de contracción. En consecuencia, serán dos trimestres difíciles para la economía y para el empleo. Es la primera corrección que realiza De Guindos sobre las previsiones de su antecesora, que hasta el último día de su mandato se ha negado a admitir públicamente que esto podría suceder.

La última previsión del Gobierno que Elena Salgado ha mantenido y que, según de Guindos no se cumplirá, es la de un crecimiento del 0,8%. Las estimaciones internacionales citadas por la prensa extranjera también hablan de retroceso de la economía española en dos trimestres. Goldman Sachs y el Instituto Francés de Estadística prevén una recesión del 0,2% tanto en este último trimestre como en el primero de 2012. Natixis es menos pesimista y estima que la caída del primer trimestre se quedará sencillamente en 0,1%.

Ha sido también la última muestra de la cerrazón ante la realidad del expresidente del Ejecutivo, cuya negativa a admitir los hechos nos ha llevado hasta donde estamos hoy; al borde del abismo.

El anuncio de De Guindos supone alinearse con las previsiones de la generalidad de analistas e institutos económicos que desde hace meses dan por hecho que tendríamos una caída de entre el -0,2 y el -0,3% en el trimestre actual. Salgado despachaba las estimaciones como ‘otra previsión más', en línea con el que fue con Felipe González, Gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, quien siempre que se le reprochaba una previsión en el Congreso de los Diputados, respondía irónico que polemizar en España por dos o tres décimas arriba o abajo, con nuestro aparato estadístico, carecía de sentido.

Pero es que han pasado muchos años y los economistas y analistas cuentan con un equipo mucho más preciso para realizar sus estimaciones. Los últimos en dar a conocer su previsión fueron los ejecutivos del lobby bancario español, AEB, para los que se cerraría el año con un crecimiento del 0,5%. Implica una tasa negativa en el último trimestre del año que podría extenderse a la primera parte de 2012.

De Guindos no ha utilizado en ningún momento la palabra recesión, que se emplea cuando se han alcanzado dos trimestres de evolución negativa de la economía, sino crecimiento negativo.

Las declaraciones no han producido sorpresa, pero han sido recogidas por los grandes medios de comunicación internacionales que no marginan una solo de las declaraciones y propuestas del nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy del que señalan, al menos ahora es más realista que el dirigido por Zapatero.

 

Artículos relacionados