ANÁLISIS

Último capítulo del libreto del Banco de España

El su­per­visor des­vela este jueves las en­ti­dades que tienen que am­pliar ca­pital o ser in­ter­ve­nidas

No es el mejor mo­mento ni para el go­ber­nador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ni muy en es­pe­cial, para el sub­go­ber­na­dor, Francisco Javier Aríztegui. Pero las cosas son como son. Ordóñez debe des­velar este jueves las en­ti­dades que deben mo­di­ficar antes de que acabe el mes de abril su es­tra­tegia para poder re­forzar su ca­pi­tal, si el su­per­visor en­tiende que no po­drán llevar a cabo sus pla­nes. Es de desear que los aná­lisis sean más agudos que los que ha rea­li­zado hasta ahora el sub­go­ber­na­dor. ¿Cómo se atreve a pedir que salgan en su ayuda, si no ha dado ni una? Más de diez años en la su­per­vi­sión y nos te­nemos que en­terar ahora por el FMI que las cajas tienen ries­gos. Pero, ¿donde pa­saban el tiempo los su­per­vi­sores para saber ahora que las en­ti­dades que te­nían que ins­pec­cionar se ha­bían de­di­cado a ser agentes de compra venta de suelo, pro­mo­tores en un mer­cado im­po­si­ble, es­pe­cu­la­dores in­mo­bi­lia­rios e hi­po­te­cados de alto riesgo? A quien le puede ex­trañar que Aríztegui no quiera se­guir acu­diendo a la sub­co­mi­sión del FROB. A los que no se es­tu­dian los da­tos.

Con todo, la solución salomónica del Banco de España llegará tras haber estudiado durante quince días las alternativas para que cumplan con los nuevos requisitos de solvencia que afectan a trece entidades, cuatro de ellas bancos y nueve cajas.

Barclays, Bankinter, Deutsche Bank y Bankpyme, al igual que Bankia, NovacaixaGalicia, Catalunya Caixa, Banca Cívica, Mare Nostrum, Unnim y Caja España-Duero, son las entidades, bancos y cajas que necesitan reforzar capital,

Se añaden a ellos la frustrada alianza de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, con Caja Mediterráneo, que rompieron su estrategia de fusión a través de Banco Base.

La CAM ha seguido de forma inapelable las recomendaciones del supervisor para elaborar el plan en el que solicita una inyección del Estado de 2.800 millones. Es la primera opción. No se cierran otras puertas para poder encontrar otros socios estables. Pero parece increíble esta alternativa.

Hay mucho interés en conocer lo que ocurra con otras entidades que apostaron por solicitar fondos públicos como opción principal como CatalunyaCaixa y Unnim.

¡Qué decir de NovacaixaGalicia! Ha planteado conseguir una parte de los recursos que necesita del Estado y otra a través de un acuerdo con inversores.

En cuanto al plan de futuro de Caja España-Duero, estará sujeto a la aprobación de su integración con Unicaja, con la que cubriría las nuevas exigencias de capital.

Bankia, Banca Cívica o el Banco Mare Nostrum, tendrán quince días más para ampliar su información al Banco de España.

Estas entidades no tienen que cumplir con los nuevos requisitos a cierre de septiembre. El supervisor deja la puerta abierta a ampliar el plazo hasta marzo de 2012, siempre que den pasos significativos para su debut en el los mercados.

 

Artículos relacionados