FCC cobrará y mejorará tesorería

FCC, puntos de recarga
FCC, puntos de recarga

El sen­ti­miento de los in­ver­sores hacia las ac­ciones de FCC ha me­jo­rado sen­si­ble­mente en los úl­timos me­ses, como re­flejan los fuertes re­botes que re­gistra su co­ti­za­ción al menor sín­toma de alivio en sus pre­vi­sio­nes. Y ello a pesar de que el sector cons­tructor no es pre­ci­sa­mente uno de los fa­vo­ritos de los in­ver­so­res. Con todo, la co­ti­za­ción de FCC ha re­cu­pe­rado prác­ti­ca­mente el nivel de cierre del pa­sado ejer­ci­cio, im­pul­sado por las no­ti­cias re­la­tivas al plan que apro­bará este viernes el Gobierno para agi­lizar el cobro de las fac­turas pen­dientes de las ad­mi­nis­tra­ciones lo­cales y au­to­nó­mi­cas, que se prevé que puedan li­qui­darse en un corto plazo.

Una noticia que se suma a las ventas de activos y acuerdos alcanzados con diversos grupos para potenciar negocios que mejoren la rentabilidad del grupo y reduzcan sus riesgos. Indudablemente, el plan gubernamental es muy positivo para FCC, líder en servicios urbanos y uno de los grupos con mayor exposición a obras civiles en el mercado doméstico, ya que podrá reducir sus inversiones en fondo de maniobra (casi 2.000 millones, de los que a servicios corresponden prácticamente el 60% y el resto a construcción) y, en definitiva, su endeudamiento, que al cierre del tercer trimestre rozaba los 7.800 millones de euros, y que se estima que habrá concluido 2011 en niveles inferiores a los 7.000 millones.

Esta inyección supone una buena noticia para el grupo que preside Baldomero Falcones, que en 2012 tendrá que atender vencimientos de deuda por casi 2.500 millones de euros. Respecto a sus resultados de 2011, que se conocerán el próximo 28, en medios financieros se afirma que no reportarán sobresaltos, pues van a descender ligeramente, aunque serán muy similares a los de 2010. Y respecto al dividendo con cargo a 2011, la impresión es que se propondrá un recorte en línea con el que ya se aplicó en el pago a cuenta que se realizó en enero, cuando se abonaron 0,65 euros, frente a los 0,72 del año precedente.

En general, el plan gubernamental será un alivio importante área el sector, pero no la panacea que resolverá todos los interrogantes que pesan sobre él, ya que abundan los casos de grupos que se lanzaron años atrás a una carrera de compras de participaciones empresariales que dispararon su endeudamiento y, pese a los intentos efectuados por moderar su volumen, actualmente todavía constituyen uno de sus principales problemas.

En esta línea, FCC es  tal vez la compañía que ha actuado con mayor conservadurismo, no lanzándose a compras a cualquier precio y procurando centrar el grueso de las adquisiciones en sectores relacionados con otras actividades en funcionamiento. En cualquier caso, todos los grupos del sector constructor español, a la vista de la contracción registrada en el mercado doméstico, han centrado sus estrategias en desarrollar, en lo posible, sus negocios internacionales, junto a políticas de ahorro de costes y reducción del apalancamiento. Y en esta línea, los ingresos internacionales de FCC al cierre de pasado septiembre suponían ya el 51% de los del grupo.

Los inversores afirman que las acciones de FCC, tras haberse aproximado a la zona de resistencia en cotas cercanas a los 21 euros, se dieron la vuelta para recuperar gas, ya que no se descarta que venzan la citada zona de congestión que se prolonga hasta los 21,7 euros, nivel que si logran perforar abrirá la puerta hasta la cota de 23 euros. Y es que se prevé que, en los próximos días, se cierre un porcentaje importante de las posiciones cortas, que suponen casi el 4,5% del capital social.

 

Artículos relacionados