La banca multiplica su riesgo en deuda soberana por la huida de los inversores extranjeros

En los dos pri­meros meses del año se du­plica el ritmo de des­in­ver­sión ex­tran­jera en bonos so­be­ranos

El Gobierno confía en que el nuevo apoyo ex­plí­cito de Alemania al úl­timo pa­quete de me­didas adop­tado por el Consejo de Ministros ayude a ra­len­tizar la preo­cu­pante ten­dencia des­in­ver­sora en bonos es­pañoles por parte del sector ex­te­rior. Desde el pa­sado mes de sep­tiembre en que se fijó ré­cord con 309.892 mi­llones de euros de deuda so­be­rana es­pañola en manos de ex­tran­jeros hasta el mes de fe­brero, la des­in­ver­sión suma 65.297 mi­llo­nes. Los ex­pertos llaman la aten­ción sobre dos as­pec­tos. Primero que la des­in­ver­sión ex­tran­jera hace que se con­centre el riesgo en los in­ver­sores na­cio­na­les, en su ma­yoría en­ti­dades fi­nan­cie­ras. En se­gundo lugar alertan de que el ritmo men­sual de des­in­ver­sión ex­tran­jera se ha do­blado.

Así mientras en los últimos tres meses del año pasado la caída de la inversión en deuda soberana sumó 28.453 millones de euros, en los dos primeros meses de 2012 ha subido hasta los 36.800 millones. Supone un ritmo de 18.400 millones al mes frente a los 9.484 del último trimestre del pasado año y un recorte del 21% respecto del máximo fijado en septiembre del pasado año.

Según los datos hechos públicos este lunes por el Tesoro, a finales del mes de febrero los extranjeros mantenían una cartera de deuda pública española de 244.595 millones, frente a los 269.427 de finales de año y los 309.892 del mes de septiembre. Fijó récord en la historia de la deuda soberana española en manos extranjeras.

El Ejecutivo confía en dar la vuelta a la situación y acabar con las dudas sobre la crisis económica española tras la visita de una delegación parlamentaria alemana liderada por Volker Kauder, presidente del grupo parlamentario de la CDU, el partido de la canciller alemana, Angela Merkel.

Kauder avalaba este lunes en Madrid, tanto las reformas ya puestas en marcha por el Gobierno, como las previstas en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado y se mostraba seguro de que traerán crecimiento y situarán a España en el buen camino.

El líder parlamentario del CDU dice estar impresionado por lo que está haciendo el Gobierno español. En rueda de prensa tras su encuentro con el presidente del Gobierno y el ministro de Hacienda y Administraciones Publicas ha asegurado que Rajoy está en el buen camino.

El alemán ha aprovechado también para matizar que España está haciendo lo que está haciendo porque considera que es necesario para sacar al país de la crisis y  no porque la señora Merkel, como se dice, se lo haya exigido.

Kauder, en coincidencia con el sentimiento general de que el partido en el Gobierno tiene un problema de comunicación, ha emplazado a Rajoy a explicar a todo el mundo que el camino emprendido es el correcto, como ocurrió en Alemania en 2005 cuando la opinión pública rechazó las medidas que luego han resultado tan beneficiosas, aunque acabaron costándole el poder a su inspirador, el hasta entonces canciller alemán, Gerhard Schroeder.

 

 

Artículos relacionados