CLUB DE DAMNIFICADOS FG

FG retiene a Juan Asúa con más competencias para evitar su fuga del BBVA a Bankia

Le ha pro­me­tido un puesto en el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción

Juan Asúa
Juan Asúa

La guerra del nuevo pre­si­dente de Bankia contra su an­tigua "casa", el BBVA de Francisco González, no ha hecho más que em­pe­zar. Y, como mues­tra, el primer bo­tón. El mismo día, miér­co­les, que Juan Ignacio Goirigolzarri nom­braba a su nuevo equipo, con Pepe Sevilla como su primer gran fi­chaje y mano de­re­cha- tal como an­ti­cipó Capitalmadrid-, el BBVA anun­ciaba una ines­pe­rada re­mo­de­la­ción de su equipo di­rec­tivo. Nada inusual te­niendo en cuenta la irre­fre­nable afi­ción al cambio del pre­si­dente ga­llego del banco to­davía con sede en Bilbao. Pero te­niendo en cuenta los cam­bios, van todos bien me­di­dos. El pri­mero, el de Juan Asúa, al que FG ha de­vuelto a su año­rado primer cargo, di­rector ge­neral de la di­vi­sión de Capitales, y al que, según fuentes sol­ven­tes, ha pro­me­tido un puesto en el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción. La razón es ob­via; Juan Asúa tenía una oferta sobre la mesa para irse a Bankia, en sus­ti­tu­ción de Francisco Verdú, que sigue en su cargo, aunque con com­pe­ten­cias re­cor­ta­das.

No es bueno ni sano tomar decisiones forzado por la corriente o la contracorriente, en este caso. Y es que Francisco González se ha visto, además, en otra tesitura acelerada, como es la de cubrir el puesto dejado vacante por la exigencia de cumplir los deseos de Asúa, que no quería seguir donde le puso González tras la llegada de Ángel Cano al puesto de consejero delegado. Se trata del cese encubierto de José Barreiro que, según la nota del BBVA, "deja sus funciones ejecutivas en BBVA por decisión personal, aunque mantendrá vinculación con el grupo". Obviamente a Barreiro no le ha gustado el cambalache de cambiar cargos, con lo que FG se ha visto forzado a una tercera carambola: nombrar a Jaime Sáenz de Tejada, ex director ya de desarrollo de negocio en España, para cubrir la dirección de España y Portugal que deja vacante Asúa. Y más dinero a repartir, además, porque Sáenz de Tejada se incorpora al comité de dirección del BBVA.

Y, como es habitual en FG, un ejercicio de victicísmo con sus colaboradores fuminados. Dice la nota del BBVA: "he (FG) aceptado con pesar la decisión adoptada por José Barreiro. Para mí, el trabajo que ha desempeñado al frente de CIB ha sido extraordinario y me siento satisfecho de saber que seguirá vinculado al grupo desempeñando funciones de asesoramiento y representación. Asimismo, estoy convencido de que Juan y Jaime asegurarán la continuidad en el modelo de gestión de las franquicias".

Pese a las buenas palabras de FG por el cese de su subordinado, al que apenas ha dejado ensayar (poco más de dos años) su estrategia de relanzamiento de la Divisón de Capitales en tiempo muy difíciles de crisis económica y financeira, lo cierto es que su sustitución precisamente por la misma persona que cesó previamente en el cargo, es un reconcimiento explícito de su proprio error al nombrarlo, según explican desde dentro de la entidad personas que no quieren ser identificadas. "Recurre de nuevo a Asúa cuando hace apenas poco menos de tres años le cesó porque tenía un mejor plan...todo un ejemplo de los cambios impulsivos y variables a los que nos tiene acostumbrados. Y esta vez le ha tocado pagar a Barreiro", añadían.

Barreiro se convierte asi en candidato de primer orden para entrar a formar parte del Club de Damnificados y Perjudicados del BBVA, "al que la vida les sonrie" una vez despedidos por FG, en expresión de un ex directivo que ha acuñado el nombre del Club. Todos son ricos y famosos y encima encuentran un trabajo más relajante y prometedor que el que desempeñaban en el BBVA. Al Club de Perjudicados de FG se puede unir muy pronto Mario Fernández, presidente de Kutxabank, una entidad llamada muy pronto a desempeñar funciones muy importantes en la reforma del sistema financiero español. Lo van a tener rodeado...

 

Artículos relacionados