ÉTICA EMPRESARIAL

Principios vendo pero para mí no tengo

Francisco González, un ban­quero con casi 100 mi­llones de euros de ju­bi­la­ción, re­clama "principios éti­cos" a sus co­legas

Francisco Gonzalez, presidente de BBVA
Francisco Gonzalez, presidente de BBVA

No se pierdan el dis­curso de Francisco González, pre­si­dente del BBVA, en un acto or­ga­ni­zado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Santiago de Compostela. El ex broker bur­sátil que llegó a la pre­si­dencia del BBVA gra­cias a la vo­luntad del ex pre­si­dente del Gobierno José María Aznar, que se ha ase­gu­rado una pen­sión vi­ta­licia que ronda los 100 mi­llones de euros cuando se ju­bile a los 75 años y que envió a la Audiencia Nacional a casi todo el con­sejo de la en­tidad por au­to­aju­di­carse una prima es­pe­cial por un can­tidad total que no lle­gaba a su re­tri­bu­ción anual, ha te­nido la osadía de re­clamar una mayor ética en la prác­tica ban­ca­ria, una mayor trans­pa­rencia fi­nan­ciera y el aban­dono por parte de la banca de "comportamientos erró­neos, im­pru­dentes o frau­du­lentos en mu­chas en­ti­dades a nivel glo­bal".

El predicador gallego de Llantada puede que tenga razón en cuanto al contenido de su sermón ante la APD, pero es obvio que es el menos indicado para hacerlo. Es como dejar hablar de seguridad a los depredadores de los gallineros. En un país al que se le reclama que jubile a los 67 años, recorte salarios y pensiones, limite el número y sueldos de funcionarios, achatarre la banca y reduzca en ella la interferencia política, equilibre el déficit y acabe prácticamente con el Estado del Bienestar, viene uno de los mayores especuladores de la vieja Bolsa española (remember la venta de FG Inversiones a Merry Lynch en 1996, antes de acceder por favores políticos a la presidencia de la pública Argentaria) y reclama "moralidad" en la banca y en los negocios. Como si pagar investigaciones y seguimientos detectivescos a periodistas fuera un acto de excelsa moralidad.

Por si alguien quiere recrearse en su intervención ante la APD, les adjuntamos un resumen de su discurso facilitado por el servicio de información del BBVA:

**"Francisco González ha afirmado durante un acto organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), celebrado hoy (jueves) en Santiago de Compostela, que se han producido deficiencias importantes de regulación y supervisión que han de corregirse y que "es necesario recuperar la credibilidad perdida en estos años pasados". **

Durante el almuerzo-coloquio, Francisco González se ha referido a la actual situación económica y a las carencias éticas que la crisis ha puesto de manifiesto. El presidente de BBVA ha sido tajante al señalar que "Europa y España van a salir de esta situación". "Estoy convencido del futuro del euro, pase lo que pase con Grecia este próximo domingo". "El euro saldrá reforzado de esta crisis aunque lleve tiempo y esfuerzo conseguirlo", ha afirmado.

A su juicio, Europa está siguiendo una estrategia, que combina austeridad fiscal y reformas para el crecimiento y "ha emprendido un camino sin retorno hacia una mayor integridad fiscal, económica y financiera". Además, ha añadido que "quienes están apostando por la ruptura del euro se equivocan".

(...)

Mejores principios, más ética

"Para Francisco González, el sistema ha fallado. En su opinión se han producido deficiencias importantes de regulación y supervisión que han de corregirse. "Necesitamos mejores principios, más integridad y transparencia en los negocios en general y en la industria financiera en particular. Esta crisis ha puesto de manifiesto comportamientos erróneos, imprudentes o simplemente fraudulentos en muchas entidades a nivel global", ha destacado.

En este contexto, el presidente de BBVA ha afirmado que ha visto a muchas entidades asumir riesgos excesivos, con el único propósito de maximizar el beneficio a corto plazo, entidades que se han gestionado bajo esquemas de gobierno corporativo débiles. "Cuando las empresas se gestionan y se supervisan con criterios distintos de los empresariales, cuando no hay rendición de cuentas, más pronto o más tarde hay consecuencias muy negativas". Francisco González ha señalado que "es imprescindible que se identifiquen y se asuman las responsabilidades que correspondan, para evitar repetir en el futuro los errores del pasado".

El presidente de BBVA ha resaltado la importancia que tiene la ética en BBVA. "Estamos empeñados en construir un proyecto de empresa cimentado en principios éticos, convencidos de que "la ética no sólo es deseable, sino que es rentable. Porque contribuye a reforzar un activo fundamental en el negocio bancario, la reputación y la confianza entre nuestros stakeholders".

Según Francisco González, estos principios explican por qué BBVA es hoy reconocida como una entidad diferente del resto, que está superando la crisis por sí sola, sin necesidad de recurrir a ayudas públicas de ningún tipo ni suponer -sino al contrario- carga para los ciudadanos.

"Durante toda la crisis, BBVA le ha costado al Estado cero euros, hemos seguido creciendo, hemos seguido pagando impuestos y dividendos, hemos seguido generando empleo e invirtiendo en obra social", ha señalado. Y ha añadido: "estoy convencido de que el verdadero valor de nuestro Grupo aflorará en cuanto se disipen las incertidumbres de la crisis actual".

Artículos relacionados