EL DESCALABRO NACIONAL

Muchas recetas, pocos menús

El pueblo llano hace caso omiso de los cantos re­pu­bli­canos ante la ope­ra­ción del Rey

La salud y el fu­turo del Rey al­bo­rotan los co­rrales ter­tu­lia­nos, que aportan todo tipo de re­co­men­da­cio­nes, al­gunas de ellas de­li­ran­tes. Pero no pa­recen in­fluir de­ma­siado en los mo­vi­mientos fi­nan­cie­ros. Ciertos grupos re­pu­bli­canos lo apro­ve­chan para sus in­tere­ses, aunque el pueblo hace caso omiso de ellos. Ya tu­vimos dos re­pú­blicas y aca­baron como el ro­sario de la au­rora. La so­lu­ción re­pu­bli­cana pa­rece una de las op­ciones po­lí­ticas ra­zo­na­bles, pero no hay que ol­vidar el sa­lu­dable fun­cio­na­miento de las mo­nar­quías cons­ti­tu­cio­nales en Europa. Una cosa es la ló­gica po­lí­tica y otra el prag­ma­tismo.

Por lo demás, siguen llegando muchas recetas para aliñar la situación económica. La mayoría de ellas se van a la nevera; otras parecen salidas de cocineros alucinados. Por si acaso, Rajoy advierte a los desavisados inquietos: "La recesión ha terminado; la crisis, no". Esto quiere decir que, con la disculpa de la dichosa crisis, vamos a tener recortes unos cuantos años.

Ahora bien, si la recesión parece ya difuminada, los políticos deberían dar señales económicas en la vida cotidiana. Pero eso no parece muy cercano. Es cierto que la subida del IVA ha aportado 66.217 millones de euros hasta agosto. Asimismo, el Gobierno mejora al 0,7% su previsión de crecimiento para 2014. El Fondo de rescate descarta que España necesite más dinero. Los socios de la zona euro esperan que Berlín acelere la unión bancaria.

La inflación apenas llega al 0,3%, el nivel más bajo en cuatro años. Las hipotecas de desploman en junio y marcan mínimos históricos. El gasto de turistas extranjeros marca récord: 40.713 millones de euros, un 7,2% más con respecto a 2012. Los bancos prevén aumentar los créditos. Al mismo tiempo, los agentes sociales rechazan la reforma de las pensiones, que están entre Pinto y Valdemoro.

Agua de borrajas

Todas esas bonanzas son agua de borrajas en las economías familiares. La luz sube por cuarta vez en este año. Rajoy planea congelar los salarios de los empleados públicos en el Estado y en las Comunidades Autónomas. El sueldo de los médicos baja un 25%. La empresa Panrico plantea 1.900 despidos y rebajar salarios. Es patente en toda Europa el deterioro de la democracia. La crisis del euro intensifica el declive de la Industria.

En cuanto a los empleados públicos, solo se cubrirá una de cada diez bajas. El gasto en pensiones sube un 3% en septiembre con 7.812 millones de euros. El comercio minorista agrava su caída de ventas en agosto. El Banco de España vincula la caída de salarios con la Reforma Laboral. Todos los grupos políticos, excepto el PP, apoyan a los científicos. En cuanto a la industria cinematográfica, la federación de productores señala que la caída de la facturación ha sido de un 15%; el empleo ha bajado un 12%; y el número de rodajes ha bajado un 28,7%.

Por lo demás, da la impresión de que se suavizan las posturas del Gobierno con las exigencias de Adelson. De hecho, puede que se formalice en Madrid poder fumar en los salones de tragaperras. También en Madrid se gastaron 220.000 euros en la preparación y montaje de los aciagos discursos que nos llevaron a quedar sin los Juegos Olímpicos en la primera votación.

 

Aunque suene a broma, en 2010 los Caballeros Templarios se ofrecieron a solucionar la crisis mundial por sus propios medios desde la Cámara de los Lores del Reino Unido. Algo más realista parece la solución que aporta el FMI: creación de una prestación por desempleo común en Europa en el marco de la unión fiscal.

 

 

 

Artículos relacionados