EL DESCALABRO NACIONAL

Restos del tsunami económico

Restos de tsunami
Restos de tsunami

El ven­daval eco­nó­mi­co-­fi­nan­ciero es­pañol co­menzó en realidad du­rante el Gobierno de José María Aznar pro­vo­cado por el pin­chazo de la bur­buja in­mo­bi­lia­ria. Todo ello se en­globa sin duda en la crisis eco­nó­mica mun­dial que co­menzó en Estados Unidos. En junio de 2008 la in­fla­ción acu­mu­lada du­rante trece años era del 5%. Un tsu­nami in­vo­lucra una serie de olas de gran energía que se pro­ducen cuando un fe­nó­meno ex­tra­or­di­nario (en este caso, la es­can­da­losa caída del grupo es­ta­dou­ni­dense Golmand & Sachs) des­plaza ver­ti­cal­mente una gran masa de agua. De ahí partió todo lo de­más, que, a pesar de al­gunos datos eco­nó­micos po­si­tivos re­fe­ridos a la ma­cro­eco­no­mia, to­davía sigue co­leando se­ria­mente en mu­chos paí­ses, entre ellos España.

Los analistas coinciden en afirmar que la crisis española y del sur de la eurozona tardará años en remitir definitivamente. Porque las consecuencias en la vida de los ciudadanos están todavía muy presentes, no ya solo en los aspectos financieros sino también en los aspectos sanitarios y psiquiátricos. No se ha realizado todavía un estudio profundo sobre la cantidad de gente que ha acudido a psicólogos y psiquiatras a raíz de la crisis. Muchas personas y empresas se han quedado en el camino; otras, con dificultades gravísimas para salir a flote. La desconfianza se ha adueñado del pueblo, que ve el futuro cada vez más negro. Hacen falta muchos años para que cambie el panorama y cunda un ligero optimismo entre los ciudadanos, muchos de los cuales han quedado en la ruina, entre ellos gran número de la clase media.

Por lo demás, la situación mundial no está para alegrías, con Rusia como protagonista. No se sabe muy bien cuáles son los designios de Wladimir Putin, pero todo suena a ambición imperialista. La chispa comenzó en Ucrania y en adhesión de Crimea. Ucrania es actualmente un país en guerra. Cada vez es más patente la división del país entre nacionalistas y prorrusos. Los rebeldes desafían a Kiev tomando edificios en diversas ciudades. El presidente de Ucrania pide ayuda militar a Naciones Unidas.

Mientras tanto, la OTAN revisa su despliegue en el este para frenar a Putin, al mismo tiempo que los rebeldes prorrusos se arman y avanzan en el este de Ucrania, convertida en un auténtico hervidero. Kiev ha expresado el temor a que Moscú envíe tropas desde la zona secesionista. Y el Gobierno ucranio asegura que reaccionará ante la agresión de Moscú. El secretario General de la OTA acusa al Kremlin de actuar como adversario, y Moscú emplaza a Occidente a frenar a Kiev para evitar una guerra civil. Pero todos sabemos que esa guerra ya se está produciendo.

Por lo que se refiere a la situación española, la Seguridad Social dejará de ingresar 2.750 millones de euros por la tarifa plana, y los salarios pactados en convenio crecen un 0,66% durante el primer trimestre. El IPC de marzo cae un 0,1% menos de lo esperado. Aunque se modera la caída de los precios frente al avance publicado hace unos días, confirma el regreso del IPC a terreno negativo por segundo mes desde 2010.

El Gobierno despojará a la Iglesia de los privilegios de que goza desde 1946 (ampliados en 1998 por el Gobierno de José María Aznar. La Iglesia tendrá que poner a su nombre edificios, catedrales, cementerio y mezquitas. Hasta ahora basta con que un obispo se acerque al registro de la propiedad para que una catedral que nunca tuvo dueño oficial que inmatriculada, como ha ocurrido, por ejemplo con la catedral de Navarra o la Mezquita de Córdoba. La reforma de la Ley Hipotecaria presentada el viernes pasado da un año para entren vigor estos cambios. Desde 1998, solo en Navarra la Iglesia puso a su nombre 1.087 inmuebles religiosos o no. Se desconoce el número de propiedades que la Iglesia se ha adjudicado en toda España, pero algunas estimaciones de fuentes cercanas al Registro de la Propiedad calculan son alrededor de 4.500. La reformada presentada por el Ministerio de Justicia equipara a los obispos con el resto de los ciudadanos

 

Artículos relacionados