EL DESCALABRO NACIONAL

Acorazados con corbata

Directivos acorazados
Directivos acorazados

El nú­mero de eje­cu­tivos blin­dados en España pu­diera dar la im­pre­sión que somos un país en guerra o que es­tamos en Odesa. Las prin­ci­pales com­pañías es­pañolas in­cluidas en el Ibex tienen 881 tra­ba­ja­dores con con­tratos blin­da­dos, des­ta­cando sobre todas Repsol (cuyos con­se­jeros eje­cu­tivos re­ciban tres anua­li­dades de in­dem­ni­za­ción), Grifols (entre dos y cinco anua­li­da­des) y BBVA (cuyos 90 com­po­nentes del co­mité eje­cu­tivo re­ciben dos anua­li­da­des). Son datos de la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV). Habida cuenta de las ele­vadas anua­li­dades que per­ciben todos ellos, las cuentas se des­ma­dran. Ellos son los au­tén­ticos re­ci­pien­da­rios de las bo­nanzas eco­nó­mi­cas. En bas­tante casos to­davía se ase­guran fi­ni­quitos su­pe­riores a los arriba ci­ta­dos.

Otro dato de corrupción mayúscula: los sobrecostes en las obras de los trazados de los trenes de alta velocidad en España. Por ejemplo, el Tribuna del Cuentas señaló en abril que la obra Madrid-Barcelona del AVE, adjudicada por 6.882 millones, acabó costando un 31% más, 8.996 millones de euros. La fiscalía investiga si Adif aceptó sobrecostes a cambio de dádivas. La Guardia Civil ha detenido a nueve personas entre funcionarios de Adif y empleados de Corsan, la empresa adjudicataria de un tramo del trazado en Barcelona.

Dos preguntas inocentes: ¿Cuántos políticos se han beneficiado de esos sobrecostes? ¿Cómo los han justificado y quién ha dado el visto bueno? Una conclusión evidente: a los políticos españoles los engañan o se dejan engañar, o ambas cosas a la vez.

A pesar del optimismo ministerial, Bruselas augura una recuperación débil y casi sin empleo en España, cuyo desempleo llega en 2014 al 25,5% de la población activa. La previsión del déficit dada por la Comisión Europea difiere en 20.000 millones de las cifras de Madrid para 2015.

El último sondeo de Metroscopia llega a una conclusión tajante: Los jóvenes quieren cambio y no revolución. La actual crisis ha puesto de manifiesto que el sistema económico actual, tal como está funcionando está agotado y ya no da más de sí. El 83% de los jóvenes, afectado por una tasa de desempleo del 55%, piensa que España no se preocupa por su futuro.

Es curioso constatar que los jóvenes actuales no optan por la revolución, lo cual indica el grado de madurez que en estas cuestiones está demostrando la juventud. Todas las revoluciones del siglo XX han fracasado estrepitosamente. Pero aún queda una revolución pendiente, que es la del capitalismo desde dentro y "sin revolución asilvestrada". Eso está muy claro. No consiste en cambiar de sistema sino en limpiarlo. Queda una cuestión: ¿está el capitalismo por la labor? ¿Hay dentro del sistema personas inteligentes y dispuestas a acabar de una vez por todas con la corrupción, que es la madre del cordero? 

En cuanto a los jóvenes y al sondeo de Metroscopia, el 15 de ellos se considera solo europeo; el 7%, más europeo que español; el 37%, tan español como europeo; el 32%, más español que europeo, el 19%, solo español. "Si volviera a nacer y pudiera elegir su país de nacimiento, ¿escogería España u otro país?". De los 18 a los 34 años, el 66% optaría por España; el 30% elegiría otro país.

En cuanto al ámbito internacional, hay una noticia de hondo calado: El FMI asegura que China, en los últimos cuatro años, ha acumulado un crecimiento del 24%, frente al 7,6% de Estados Unidos. En definitiva, China supera a USA como primera economía del mundo. Lo cual quiere decir que esa extraña fusión entre comunismo y capitalismo pudiera ser el indicativo de lo que puede ser el mundo a muy corto plazo. La única alternativa sería la revolución intrínseca del capitalismo desde Occidente. ¿Hay capitalistas preparados para un viraje de tal magnitud. No tardaremos en comprobarlo.

Artículos relacionados