El valor acusa el des­em­barco en el parqué de casi 1.000 mi­llones de tí­tulos

Liberbank se libra de los bajistas tras la oleada de ventas posteriores a la ampliación

Los in­ver­sores má es­pe­cu­la­tivos to­maron po­si­ciones en plena co­rre­ción

Oficina de Liberbank
Oficina de Liberbank

Liberbank res­pira en bolsa. El banco li­de­rado por Cajas Asturias ha roto una ca­dena de seis caídas con­se­cu­tivas en bolsa en plena ope­ra­ción sa­lida de los 'hedge fund', que han hecho un es­tu­pendo ne­gocio en el valor a cuenta de la am­plia­ción de ca­pital de 979 mi­llones de ac­ciones que ter­minó ofi­cial­mente el pa­sado 24 de ju­nio, cuando fueron ad­mi­tidos a co­ti­za­ción los tí­tulos de la en­ti­dad. La ava­lancha de papel pro­vocó una caída del banco del 11,5% en solo seis se­sio­nes.

Un negocio redondo para los inversores bajistas, que en mayo habían tomado prestado el 1,56% del capital y que justo el día que terminó la colocacion de acciones -el 11 de junio- habían rebajado la presión hasta el 0,6%. Ahora, según los datos remitidos por la CNMV, los 'hedge' han desaparecido del capital. Una notificación que ha coincidido con la fuerte subida del 4% del banco este martes. No obstante, la cotización -cerró a 0,72 euros- sigue lejos del máximo de 0,86 euros de mayo.

Por lo tanto, el valor ha acusado mucho el desembarco en el parqué de casi 1.000 millones de títulos. "Lo normal es que se produzca una recuperación significativa en las próximas sesiones. El valor ha bajado con fuerza, pero no es menos cierto que lo ha hecho con un importante volumen de negocio. Ha entrado bastante dinero en los mínimos del valor en las dos últimas semanas", señalan en uno de los 'broker' más activos en el banco.

Efectivamente, durante las seis sesiones de caídas cambiaron de manos más de 50 millones de acciones de Liberbank, en una demostración de que muchos inversores han tomado posiciones en el valor aprovechando la corrección. Muchos de ellos ya han probado suerte este año con muy buen resultado: sólo en 2014 el valor ha subido un 20%, cifra que se amplía al 80% en el cómputo de los doce últimos meses.

Liberado de los 'hedge' y con la ampliación de capital totalmente digerida, Liberbank intentará a partir de ahora hacer bueno el precio objetivo de 0,88 euros por acción que le concede el consenso de los analistas. Alguno, como BBVA, se sitúa muy por encima de la media y sitúa dicho precio en la cota del euro por acción, lo que supondría una revalorización de casi el 30% desde los niveles actuales. Un objetivo que, a medio plazo dependerá mucho del resultado de los test de estrés.

Con la ampliación, Liberbank ha reforzado su capital para evitar un suspenso en las pruebas de las autoridades europeas. Además, devolverá los 124 millones de euros en ayudas públicas que le fueron concedidos por el FROB. A cambio, el grupo da dado un vuelco a sus estructura de capital. Por un lado, han creado un gran bloque asturiano gracias a la participación del 5,5% alcanzada por el grupo Masaveu, que entró en el capital del grupo inmediatamente después de la salida a bolsa.

Este bloque -Caja Asturias es el accionista mayoritario del grupo con el 45,6% del capital, frente al 9,12% de Caja Extremadura y el 6,3% de Caja Cantabria- servirá de contrapeso a los inversores mexicanos Gustavo Tomé e Ignacio Tinajero que, conjuntamente, se han convertido en el segundo accionista de Liberbank. Una nueva estructura accionarial para un banco que quiere superar los test de estrés y recuperar el pulso alcista en bolsa. Tras un medio de alto voltaje, empieza a ver el camino depejado en bolsa.

Artículos relacionados