Las ac­ciones con­di­cio­nadas suben un 9% por en­cima de los 2.100 mi­llones

Los inversores atacan a la banca española a través de sus bancos más líquidos

El 15% del ca­pital de Santander está pres­tado tras los re­sul­ta­dos. También sube el prés­tamo en BBVA

Santander-BBVA.jpg
Ataques organizados al Santander y BBVA.

Las ac­ciones pres­tadas de Banco Santander han es­ca­lado un 8,7% desde los 1.950 hasta los 2.121 mi­llones desde que la pri­mera en­tidad fi­nan­ciera es­pañola pre­sentó sus re­sul­tados del tercer tri­mestre el pa­sado 29 de oc­tu­bre. La cifra su­pone que está pres­tado el 14,8% del banco, que en los nueve pri­meros meses del año ob­tuvo un be­ne­ficio atri­buido or­di­nario de 5.106 mi­llones de eu­ros. Los va­lores pres­tados cum­plen va­rias fun­cio­nes. La más re­le­vante es que son ad­qui­ridos por los 'hedge funds' como paso previo para tomar po­si­ciones cortas o ba­jistas en todos los va­lo­res.

Estos inversores especulativos necesitan tomar prestadas las acciones en el mercado para venderlas y, si el valor cae en el parqué, recomprarlas y embolsarse la diferencia antes de devolver los títulos a su propietario.

Pero, además, el préstamo de valores suele crecer cuando las compañías pagan dividendo ya que facilitan las operaciones denominadas como lavado de cupón. Y también se usa, aunque de forma residual, para tomar posiciones largas o alcistas. En el caso de Santander, fuentes del mercado aseguran que la subida de los valores prestados tiene que ver con las dudas sobre el valor, que en lo que va de año acumula una pérdida superior al 20%.

De hecho la acción bajó un 2,2% el pasado día 29 como reacción a los resultados del tercer trimestre. Después, el banco que preside Ana Patricia Botín ha recuperado terreno poco a poco y ha vuelto a los niveles previos a la comunicación de las grandes cifras de los nueve primeros meses del año. “La acción no acaba de levantar el vuelo porque los resultados no despejan la incertidumbre”, señalan en un 'broker' nacional.

Pero los expertos apuntan una razón más para explicar por qué los valores prestados del banco cántabro han saltado con tanta fuerza por encima de los 2.000 millones. “Los inversores extranjeros ven cada vez menos atractivos en el sector financiero español. Y la mejor forma de apostar contra él es a través de los bancos más líquidos del mercado. Y esos, por su enorme liquidez, son Santander y BBVA”.

No es casualidad que el banco que preside Francisco González también haya visto cómo aumentan los valores prestados desde que presentó resultados un día después que su gran competidor, desde los 648 hasta los 654 millones. No es una subida especialmente importante, pero sí contrasta con la relajación de los valores prestados de los bancos domésticos.

El propio Banco de España acaba de admitir que la rentabilidad del sector financiero está por debajo del coste de capital y ha advertido de que la banca española se enfrenta a la necesidad de dar una nueva vuelta de tuerca a su volumen de negocio. La institución no hace sino echar más leña al fuego de los mercados, donde el sector bancario está sufriendo un año duro. Sólo Bankinter y BBVA están positivo, con subidas que no superan el 3%, y el resto sufre pérdidas de dos dígitos con la única excepción de Bankia.

Artículos relacionados