News Links

Predicciones para 2016: Hillary a la Casa Blanca, Rajoy ‘enigmático’ y petróleo barato

China se fre­nará hasta un ritmo del 4% pero la Bolsa pre­miará las ma­te­rias primas

Estados Unidos y China
Estados Unidos y China

Los gurús eco­nó­mi­cos, fi­nan­cie­ros, em­pre­sa­ria­les, aca­dé­mi­cos, po­lí­ticos y cien­tí­ficos lo tienen y no lo tienen claro para 2016. No se dejan en­gañar por los datos pro­vi­sio­nales de las en­cuestas que ponen una y otra vez a Donald Trump en ca­beza de los can­di­datos a la no­mi­na­ción del par­tido re­pu­bli­cano. Pase lo que pase, EEUU no tendrá un nuevo pre­si­dente, sino una nueva pre­si­denta lla­mada Hillary Clinton. Eso di­cen. Pero si lo de la Casa Blanca pa­rece fá­cil, sobre el in­qui­lino de La Moncloa las cosas están más bo­rro­sas.

En las últimas horas, la gran prensa internacional ha publicado tres editoriales y una infinidad de informaciones y análisis sobre este 20-D. ¿Cuál es el criterio de consenso? No lo hay, excepto en tres aspectos: termina un ciclo de bipartidismo, hay una pugna generacional de líderes y fascinan Ciudadanos y Podemos. Pero hay bastantes dudas sobre si va a repetir como presidente un Mariano Rajoy a quien The New York Times tilda este fin de semana de ‘enigmático’.

Los editoriales mencionados se mojan. The Economist ‘votaría por Ciudadanos’, y lo escribe así de claro. The Wall Street Journal mantendría a Rajoy, aunque lo dice con una frase más alambicada: ‘Los políticos reformistas en España han logrado progresos significativos y una renovación en el poder enviará un mensaje optimista a otros reformadores europeos’. Y la agencia Bloomberg, que también hace un encendido elogio de Ciudadanos, opta por una coalición PP-C’s.

En esa percepción coincide con otros muchos análisis publicados este fin de semana: como nadie espera mayorías absolutas, la lógica de los acontecimientos llevaría a no cambiar del todo pero sí algo, aunque salvando las reformas que están sacando a España de la crisis.

Más allá de los Pirineos, las predicciones para el año que viene certifican por desgracia que tampoco en 2016 se van a resolver definitivamente problemas de tanto calado como el terrorismo del Estado Islámico y otros contenciosos asociados. Tan evidente en la anormalidad geográfica que siete de los once grandes problemas internacionales identificados por un importante think tank se refieren a Oriente Medio.

La Encuesta de Prioridades Preventivas elaborada en EEUU por los especialistas del Consejo de Relaciones Exteriores no se anda con chiquitas. Estas son las siete prioridades que perturban y que seguirán dando dolores de cabeza en 2016 en Oriente Medio: intensificación de la guerra civil en Siria; continuación de la fractura política en Libia; exacerbación de tensiones entre israelíes y palestinos; violencia política en Turquía; inestabilidad en Egipto; violencia e inestabilidad en Afganistán; fractura en Irak debido al avance del Estado Islámico y a la violencia entre chiítas y sunitas.

Las otras cuatro prioridades tampoco se alejan anímicamente mucho: ataque en EEUU o en un país aliado con gran número de víctimas; ciberataque en importantes instalaciones de EEUU; grave crisis con Corea del Norte o dentro de ese país; inestabilidad política en la UE como resultado del flujo de refugiados e inmigrantes. O sea, nada nuevo bajo el Sol. La sección Breakingviews de la agencia Reuters ha realizado una encuesta entre unos 500 expertos y directivos financieros. ¿Qué prevén que va a pasar? Primero, que EEUU tendrá por primera vez una presidenta: Hillary Clinton ganará con un 60% de apoyo. El republicano Donald Trump queda por debajo del 20%. El WSJ concuerda en lo de Hillary: su seguimiento de cuántos congresistas, senadores y políticos apoyan a los candidatos es abrumador, al revelar que Clinton ya ha logrado 455 puntos por sólo dos Bernie Sanders, su otro rival demócrata. En el campo republicano, Jeb Bush lleva cosechados 46 puntos y Marco Rubio 35.

Otras predicciones. En economía, los directivos consultados por Breakingviews prevén que el crecimiento del PIB de China se frena considerablemente, hasta un ritmo del 4%. Y que el petróleo se mantenga barato, en torno a los 50 dólares el barril. Pero a pesar de ello, los valores energéticos serán unos de los que más van a subir en Bolsa. Dentro de la gobernanza corporativa, malos tiempos para algunos: tienen todas las papeletas para dmitir Marissa Mayer como CEO de Yahoo y Matthias Mueller de Volkswagen.

Artículos relacionados