Las grandes firmas an­glo­sa­jonas apro­ve­chan el tirón bur­sátil para fo­rrarse con la com­pañía

BlackRock repite 'pelotazo' en Gamesa tras la venta millonaria en IAG

En 27 meses el valor ha mul­ti­pli­cado por ocho su ca­pi­ta­li­za­ción hasta rozar los 12 euros

Gamesa
Gamesa tiene alas.

Entre los meses de abril de 2010 y julio de 2012 la co­ti­za­ción de Gamesa su­frió un des­censo his­tó­rico que llevó la co­ti­za­ción desde los 11,28 hasta apenas un eu­ros. Un des­plome en toda regla que bajo la pre­si­dencia de Jorge Calvet dejó la ca­pi­ta­li­za­ción bur­sátil del grupo en unos tes­ti­mo­niales 400 mi­llones de euros con unas pér­didas de más de 20 mi­llones en el primer tri­mestre de 2012. Hoy,sin em­bargo, se puede ha­blar del "milagro Gamesa".

Antes del comienzo de la caída libre, el gigante de la gestión de los fondos de inversión BlackRock afloraba en el valor una participación superior al 9% en la compañía. Durante el largo período de caídas, la firma no dejó de reducir su participación, que en marzo de 2014 se situó por debajo del 3%. Fueron las últimas ventas de la gestora, que empezó a rehacer su participación ya en plena recuperación de la acción.

Ahora cuenta con el 3,21% del capital, un paquete que le convierte en el segundo accionista del grupo sólo por detrás de Iberdrola y que lleva camino de convertirse en un nuevo pelotazo para la gestora anglosajona. La compañía sube un 55% en lo que va de año y desde el cierre de 2012 la cotización ha avanzado desde los 1,6 hasta los 11,7 euros por acción. Es decir, ha vuelto a los niveles de 2010.

“Gamesa está haciendo una demostración de fuerza en marzo. Primero ha consolidado con toda facilidad el nivel de los 10 euros por acción y tras romper el de los 11 apenas está sufriendo. Además, la subida se está produciendo con un volumen de contratación alto, lo que demuestra que nuevos inversores la están metiendo en sus carteras de cara al segundo trimestre del año”, señalan fuentes del mercado.

El último gran impulso a la cotización ha llegado de la mano de HSBC. A pesar de la fuerte subida acumulada este año por Gamesa, los analistas del gigante británico han mejorado su recomendación sobre el valor desde sobreponderar hasta comprar con un nuevo precio objetivo desde los 9,2 hasta los 14,3 euros por acción.

Una mejora muy radical que se extiende a los grandes competidores del grupo español, Vestas y Nordex, y que deja pequeña la realizada por otro primer espada como Citigroup en el arranque del mes de marzo. Entonces, la firma estadounidense elevó el precio objetivo desde los 5,6 hasta los 12 euros. Un potencial alcista del 10% en el momento de la recomendación que el fabricante de aerogeneradores prácticamente se ha comido durante el mes de marzo.

Ahora, la recomendación de HSBC ha tenido un efecto inmediato sobre el valor, que este lunes subió más de un 2% hasta los 11,7 euros por acción. Pero más significativo aún es que en pleno descenso de la actividad por la festividad de la Semana Santa cambiaron de manos acciones por valor de más de 30 millones de euros, muy por encima de los niveles de las dos últimas sesiones de la semana pasada.

Por lo tanto, los fondos extranjeros están tomando posiciones en un momento dulce para el valor, que no para de acumular buenas noticias, también fuera del parqué. El grupo casi ha duplicado en 2014 su beneficio neto hasta los 101 millones de euros, con una subida de las ventas de casi el 22% hasta los 2.846 millones de euros. La recuperación de la demanda, impulsada sobre todo por el mercado estadounidense, se ha convertido en el mejor aliado de la compañía.

Con una capitalización bursátil que se ha multiplicado por ocho en los últimos 27 meses y que ya supera los 3.000 millones de euros, Gamesa también ha firmado un acuerdo con la francesa Areva para crear una ‘joint venture’ pare el desarrollo del negocio eólico marino. La nueva compañía desarrollará las actividades de diseño, fabricación instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de turbinas ‘offshore’. Mientras, la cotización no deja de subir en lo que es el mayor pelotazo del año en el Ibex, sólo por detrás de Abengoa. No hay mayor beneficiario que BlackRock.

Artículos relacionados