Su po­si­ción su­pera de nuevo el 3%, tras el re­pliegue par­cial a pri­meros de fe­brero

BlackRock ignora a JP Morgan y vuelve a apostar por el Banco Popular

El fondo está pre­sente en la ma­yoría de los ban­cos, sobre todo entre los grandes

Banco Popular
Banco Popular

Una de cal y otra de arena para el Banco Popular. Si los ana­listas de JP Morgan con su mala re­co­men­da­ción con­de­naban a sus ac­ciones a un par­ti­cular vía crucis en la se­sión del mar­tes, el fondo BlackRock pa­rece más con­fiado con el po­ten­cial del grupo fi­nan­ciero que pre­side Ángel Ron. Su po­si­ción ha vuelto a su­perar el 3% del ca­pital del Popular, des­pués de que se re­ple­gara par­cial­mente a pri­meros del pa­sado mes de fe­brero. Por el mo­mento, BlackRock no ha vuelto a tomar más po­si­ciones en otros bancos me­dia­nos, como Sabadell y Bankinter, mien­tras que la Sindicatura de Accionistas re­cluta más in­ver­sores del Popular.

Banco Popular vuelve a estar en el punto de mira de distintas casas de análisis y de grandes fondos de inversión internacionales. Si hace tan sólo unos días, Barclays consideraba que el grupo presidido por Ángel Ron será uno de los que más se favorezcan por el crecimiento de la economía nacional, por su negocio centrado en pequeñas y medianas empresas, el estadounidense JP Morgan ha arrojado un jarro de agua fría sobre las perspectivas de la entidad.

Desde luego, la dimensión nacional del Banco Popular (salvo su pequeña presencia en Portugal y en algunos mercados concretos como Miami, hasta que se inicie la expansión prevista en México) parece una losa muy pesada, aunque no ocurra en igual medida con otros competidores de menores dimensiones.

Sin embargo, esas circunstancias no parecen influir en la estrategia inversora de Blackrock, que ha vuelto a superar el 3% del capital después de que perdiera ese umbral a primeros de febrero, bastante después de que reordenara sus posiciones en otros bancos medianos españoles.

Este fondo tiene presencia en la mayoría de los bancos españoles, aunque con especial interés en los dos grandes: Santander y BBVA, donde supera el 4% del capital. Su tercera mayor apuesta, en el sector financiero español, vuelve a ser Banco Popular con el último incremento, lo que le lleva a tener el control indirecto de casi 63,5 millones de acciones.

Bien es cierto, que su posición en el grupo que preside Ángel Ron fue algo superior en el pasado, como ocurría a mediados del pasado mes de diciembre cuando alcanzó cerca del 3,2% del capital. BlackRock también superaba en septiembre de 2013, tras la gran ampliación de capital para dar entrada a los inversores latinoamericanos, el 3% del capital de Banco Sabadell, aunque a finales del pasado mes de noviembre reducía su participación al 2,81%.

BlackRock también ha tenido una presencia significativa en Bankinter, donde llegó a alcanzar hasta el 3,24% de su capital a finales de noviembre de 2014. Incluso, mantuvo una posición superior al 3% hasta finales del año pasado, antes de que se situara por debajo de ese umbral.

Nuevos sindicados

Banco Popular no sólo ha recibido el refrendo de BlackRock en las últimas sesiones, sino que también mediante la Sindicatura de Accionistas ha logrado la sindicación de siete nuevos inversores que han aportado cerca de un millón de acciones al que se considera como verdadero núcleo duro de la entidad.

La Sindicatura de Accionistas, con sus constantes rotaciones de cartera, controla cerca de 208 millones de acciones Banco Popular, que representan un 9,844%, según los registros oficiales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, ese porcentaje aún está a mucha distancia de hasta el 15% que llegó a tener hace años.

De hecho, y tras el último movimiento de BlackRock, los distintos fondos internacionales de inversión llegan a igualar, en conjunto, el peso que la Sindicatura tiene en el capital del banco presidido por Ángel Ron.

Baillie Gifford controla desde julio de 2014 un 3,133% del Popular, mientras que Vanguard International Growth Fund mantiene desde finales de noviembre del año pasado un 3,094%. De esta manera, el grupo de Ron se sitúa con el mayor número de fondos presentes en su capital entre los bancos españoles y con una participación conjunta muy superior a la que tienen otros competidores.

Por otra parte, el magnate portugués Americo Ferreira Amorim, ha roto casi por completo cualquier relación con el Banco Popular. El que fuera uno de los mayores accionistas del banco, con una participación superior al 7%, había reducido en los últimos tiempos su inversión a la mínima expresión.

Por ese motivo, Amorim ha presentado su dimisión como consejero de Unión Europea de Inversiones, englobada dentro de la Sindicatura como heredera de las antiguas Popularinsas.

Artículos relacionados