En los úl­timos doce meses el valor de la ac­ción, la mejor del Ibex, se dis­para el 140%

BlackRock y el fondo Norges Bank se atrincheran en Gamesa y se hacen de oro

Otro fondo que entró a co­mienzos de 2012 ha mul­ti­pli­cado por más de seis veces el valor de su in­ver­sión

BlackRock
BlackRock.

Son dos co­losos de la in­ver­sión. Han te­nido pa­ciencia y se están ha­ciendo de oro en Gamesa gra­cias al subidón del 115% que re­gistra la em­presa de ae­ro­ge­ne­ra­dores en lo que va de año, un por­cen­taje que le con­vierte en el mejor valor del Ibex y que se dis­para hasta el 140% si to­mamos en con­si­de­ra­ción los úl­timos doce me­ses. Norges Bank afloró una par­ti­ci­pa­ción su­pe­rior al 3% en la par­ti­ci­pada de Iberdrola hace 13 me­ses. Su in­can­sable ca­rrera al­cista se ve es­po­leada por la eje­cu­ción de la hoja de ruta de su plan es­tra­té­gico, las re­co­men­da­ciones de los ana­listas y el buen ritmo de con­se­cu­ción de con­tra­tos.

Norges es el brazo inversor del Fondo soberano de Noruega, que se nutre de parte de los réditos que da la industria petrolera de ese país, y cuyo objetivo es garantizar a futuro el estado de bienestar de ese país. El fondo compite abiertamente por el liderazgo mundial en fondos soberanos frente al promovido por el Gobierno chino. Blackrock, que llegó a tener participaciones más elevadas, se plantó en el 3,2% de Gamesa allá por el mes de septiembre de 2014 y desde entonces ha visto como el valor de este paquete se disparaba hasta los 140 millones de euros.

Y el que ha clavado la apuesta es el fondo, menos conocido, Dimensión Fund Advisor, que tomó el 3% en febrero de 2012, con la acción a 2,6 euros. Es decir, que ha multiplicado su inversión por más de seis veces. Seducido por las buenas perspectivas de futuro, HSBC acaba de mejorar su recomendación sobre el valor. Así pues, ha elevado el precio objetivo desde 15,90 a 18 euros. Ahora la empresa cotiza en el entorno de los 16,50 euros por título. Es decir, que al valor todavía le quedaría recorrido alcista, según esta entidad financiera.

Desde un punto de vista técnico, los expertos no ven señales de agotamiento todavía. El valor ha superado resistencias clave y los niveles de acumulación son muy buenos lo que da consistencia a la tendencia alcista actual.

Los bajistas habían abandonado el barco en tropel hace ya unos cuantos trimestres. Ahora la posición de los hedge en el capital de Gamesa está casi en mínimos históricos, por debajo del 0,3%, aunque hay que recordar que en los meses de marzo y abril llegó incluso a ser más baja. Ahora, la multinacional española ha anunciado la firma de un nuevo contrato con Orange, uno de los principales promotores y operadores independientes (IPP) de energía eólica de la India, para el suministro de 125 aerogeneradores, que podrán producir hasta 250 megavatios en el país.

Concretamente, la compañía instalará el modelo G97-2.0 MW clase S en tres parques eólicos de los estados de Andhra Pradesh (100 megavatios) y Madhya Pradesh (150 megavatios divididos en dos parques). Según la empresa, se trata de unas turbinas diseñadas especialmente para un mercado como el indio, con el objetivo de maximizar su rendimiento en zonas que se caracterizan por una presencia de viento más débil.

El contrato, que se ha cerrado a través de la filial india Gamesa Wind Turbines Private Limited, incluye junto con el suministro, instalación y puesta en marcha de los aerogeneradores, las tareas de operación y mantenimiento de los parques a medio y largo plazo.

En los últimos años, India se ha convertido en una de las regiones con mayor potencial eólico pues, según las previsiones de la consultora BTM, la capacidad instalada en el país pasará de los cerca de 23.000 megavatios con los que cerró 2014 a 40.000 a finales de 2019 debido al enorme aumento de la demanda de electricidad. Adicionalmente, el gobierno indio ha establecido un objetivo de alcanzar en 2022 una capacidad instalada de 60.000 megavatios. Actualmente, Gamesa recibe un 25% de sus ventas del mercado eólico indio.

Artículos relacionados