DESDE EL PARQUET

Codere se pone al galope

La ad­qui­si­ción de la uru­guaya HRU ha dis­pa­rado la co­ti­za­ción de Codere desde fi­nales de no­viem­bre. La com­pañía de juego pri­vado ha com­prado el 50% de Hípica Rioplatense Uruguay por unos 31 mi­llones de euros y con­trola la to­ta­lidad de la so­cie­dad, que ges­tiona dos hi­pó­dromos y más de 25 agen­cias de emi­sión de ca­rreras en Uruguay.

HRU fue creada en 2002 por Sociedad Latinoamericana de Inversiones y Codere, cuando logró la adjudicación del Hipódromo Nacional de Maroñas para su gestión junto con la Dirección General de Casinos. La concesión prevé un contrato de arrendamiento al Estado para la explotación de cinco centros de entretenimiento.

La operación fue aprobada por el consejo de administración de Codere en su reunión del 29 de noviembre, se formalizó un día después y se comunicó a la CNMV el 1 de diciembre, día en el que experimentó una espectacular subida del 24%. Sin embargo, la cotización ya experimentó un fuerte impulso del 12% un día antes, lo que ha generado algunas suspicacias en el mercado por la posible utilización de información privilegiada.

La situación de la compañía, pese a la mejoría de las cuentas en los últimos meses, sigue generando grandes recelos. Codere cerró los nueve primeros meses del ejercicio con pérdidas de 1.133,4 millones, frente a los 73,7 millones que perdió en el mismo periodo del año anterior debido al proceso de reestructuración de su deuda cerrado a finales de abril. Por contra, solo en el tercer trimestre (julio a septiembre), Codere logró un beneficio neto de 3,9 millones de euros, frente a los 25 millones que perdió en el mismo trimestre de 2015. Cifras que parecen confirmar la mayor flexibilidad del grupo, tras el proceso de refinanciación de la deuda, para ejecutar su plan de crecimiento.

La compañía ha convocado Junta Extraordinaria de Accionistas para el próximo 15 de diciembre en primera convocatoria y al día siguiente en segunda para aprobar las garantías reales de ese proceso, entre ellas, la pignoración de acciones de Codere Luxemburgo. Además, solicitará facultar a los miembros del consejo para que lleven a cabo todos los trámites y actuaciones necesarios para la ejecución y buen fin de los acuerdos adoptados para la refinanciación.

Tras la subida de las últimas sesiones, las acciones de Codere se han situado por encima de la barrera del 1 euro, su principal nivel de soporte en la actualidad, para retomar la tendencia alcista que viene marcando desde mediados del ejercicio cuando tocó mínimos anuales en 0,35 euros. Una vez superado este nivel, los expertos esperan una cierta continuidad alcista hasta un canal que se situaría entre los 1,2 y los 1,4 euros por acción como mínimo. Su proyección hacia los 2 euros a medio plazo dependerá de que su regreso a la senda de los beneficios empiece a ser recurrente y no una excepción.

Artículos relacionados