Norges Bank au­menta sus po­si­ciones en em­presas clave de va­rios sec­tores

El mayor inversor de Europa apuesta más que nunca por España tras un gran 2017

El fondo so­be­rano no­ruego se ha lle­nado el bol­sillo este año en Abertis, Cellnex, Amadeus, Ence o Fluidra

Norges Bank
Norges Bank

Al mayor fondo so­be­rano del mundo y mayor in­versor de Europa no le tiembla la mano en España. Ni si­quiera las elec­ciones ca­ta­lanas han evi­tado un alu­vión de com­pras por parte de Norges Bank que im­portan to­davía más por su dis­tri­bu­ción que por su im­porte. Telecomunicaciones, tec­no­lo­gía, co­mu­ni­ca­ción y banca son los sec­tores ele­gidos por el gi­gan­tesco in­ver­sor, que re­parte unos 900.000 mi­llones entre renta fija y renta va­riable por los cinco con­ti­nen­tes.

Salvo algunos movimientos vendedores muy puntuales (por ejemplo, la rebaja de la participación en Técnicas Reunidas por debajo del 3%, una decisión que se engloba en la estrategia de Norges de reducir posiciones en las empresas más dependientes del negocio petrolero) el fondo soberano tiene la chequera caliente en España. Su actividad ha sido muy intensa en España en un mes como diciembre clave para reconfigurar las carteras y establecer las apuestas bursátiles para 2018.

“Es una gran demostración de confianza hacia España de cara al año que viene. Norges no solo ha consolidado la inmensa mayoría de las posiciones que tenía en el mercado nacional, sino que ha llevado sus redes hacia nuevos sectores”, señalan en fuentes bursátiles. Una de sus apuestas más sorprendentes es Euskaltel, una empresa que ha sufrido de lo lindo en Bolsa este año y que ha sido superada de largo por su rival MásMóvil por capitalización bursátil.

El fondo soberano de Noruega ha aflorado una participación del 3,2% en la compañía vasca (al cierre del año pasado tenía un 1,8%) que supone una apuesta decidida por el sector de las telecomunicaciones español. Al cierre del año pasado, Norges declaraba una participación del 1,39% en Telefónica. Con su entrada en Euskaltel, la gestora amplía su presencia en el sector también a los valores de mediana capitalización que tan habituales son en su amplia cartera de alrededor de 75 empresas cotizadas españolas.

En otra empresa en proceso de recuperación en bolsa como Vocento, Norges también ha multiplicado por cinco su presencia hasta superar el 3% del capital. Y en Indra (que también suma ganancias de dos dígitos en 2017) ha sobrepasado el 4%. Una ofensiva que llega después de un gran año en el mercado español en el que Norges ha conseguido enormes ganancias en algunas de sus grandes participadas nacionales.

Es el caso de Abertis (disparada por la batalla de opas entre ACS y Atlantia), de su filial Cellnex, de Amadeus, Ence y Fluidra (en los dos últimos casos con unas subidas acumuladas este año muy superiores al 100%) o Vidrala. Y, por supuesto, también en el sector financiero español, donde sus poderes no paran de crecer y donde Norges se ha consolidado en este año de fuertes ganancias bursátiles para la banca como el segundo mayor accionista sólo por detrás de BlackRock.

La ampliación de capital de 500 millones de euros Liberbank y la colocación del 7% de Bankia entre inversores institucionales han sido aprovechadas por Norges para entrar a precios que considera como atractivos en dos entidades que durante todo 2018 serán objetos de especulaciones sobre posibles operaciones corporativas. En ambos ha alcanzado participaciones récord superiores al 3% que lo convierten en un accionista con peso específico. Pero sus posiciones en la banca española van mucho más allá.

Tras las últimas compras, el valor de sus participaciones en la banca española se sitúa alrededor de los 3.000 millones de euros, con Santander y BBVA como inversiones más importantes. Pero Norges extiende sus tentáculos por todo el sector financiero español, en una apuesta decidida porque será uno de los más favorecidos en un escenario de subida de tipos para el que en principio habrá que esperar hasta 2019.

Artículos relacionados