La venta de pó­lizas hasta marzo se dis­para un 40% gra­cias a la cam­paña ‘Por qué a mí’

Mutua Madrileña saca partido de la congelación de tarifas

El be­ne­ficio neto del grupo crece en 2016 un 7,1% y las primas un 9,6%

Garralda.
Ignacio Garralda.

La con­ge­la­ción de ta­rifas que el Grupo Mutua Madrileña aplicó a dos ter­cios de sus mu­tua­listas en 2016, por cuarto año con­se­cu­tivo, com­bi­nada con la cam­paña ‘Por qué a mí’, puesta en marcha en julio de 2016, y di­ri­gida a los clientes de la com­pe­tencia a los que su ac­tual com­pañía les ha anun­ciado una subida de la prima, se ha re­ve­lado como una buena y eficaz es­tra­tegia para la com­pañía.

En Autos, el grupo logró un avance de las primas del 7,9% hasta los 1.389 millones: “El sector baja un 14,3% desde el arranque de la crisis (2008), y el grupo ha crecido un 27,4% en facturación de primas”, comenta Ignacio Garralda, presidente del Grupo Mutua Madrileña en la presentación de los resultados correspondientes a 2016.

Garralda explica que el motivo de que la compañía crezca más que sus competidores es la mencionada congelación de tarifas: “Refuerza nuestras tasas de fidelidad y nos hace hasta cierto punto más predecibles. El mutualista agradece que las primas se mantengan más o menos estables”.

Además de lograr la fidelidad de los mutualistas, ha atraído nuevos asegurados con la campaña ‘Por qué a mí’. La contratación de nuevas pólizas se ha incrementado un 33% en el segundo semestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015, y en el primer trimestre de 2017 la nueva producción ha crecido a un ritmo del 40%, marcando marzo un record de ventas, según ha adelantado el presidente de la mutua. El origen de la campaña es el convencimiento de que un ratio combinado de media de casi el 100% en el sector es insostenible y muchas compañías han tenido que subir las primas: “Nosotros, como no estamos en una situación financiera delicada y tenemos un buen ratio combinado no necesitamos subirlas”.

En concreto, el ratio combinado de Autos de Mutua Madrileña ha bajado desde el 94,8% de 2015 al 94,4%. Ignacio Garralda ha explicado que la entidad, por su filosofía de mutua, se encuentra cómoda en niveles del 95%: “si por un aumento de la eficiencia se redujera volveríamos a bajar las tarifas para mantenerlo en torno al 95%”. El objetivo es tener un colchón del 5% para absorber impactos, como el del Baremo, que el año pasado tuvo un impacto en las cuentas de 17 millones de euros.

En su conjunto, los ingresos por primas crecieron un 9,6% hasta los 4.751 millones en 2017. En No Vida sumaron 4.505,7 millones. En Salud (SegurCaixa Adeslas), el avance fue del 6,7% hasta los 2.204 millones; y en Multirriesgo del 13,6%, 535 millones. En Vida, las primas recaudadas sumaron 245 millones, con un incremento del 49,6%.

Eso en lo que respecta a la gestión aseguradora, en gestión patrimonial la cartera de activos a valor de mercado supera por primera vez los 7.000 millones, 7.331 millones (un 7,3% más). Garralda ha destacado que el valor de los inmuebles es de 1.446 millones: “Es el primer año desde el inicio de la crisis en el que se ha incrementada la tasación”.

Con todo ello, Grupo Mutua Madrileña obtuvo un resultado neto en 2016 de 151,6 millones, un 7,1% más que el año precedente. Hay que tener en cuenta que el resultado neto se formula según el Real Decreto de diciembre de 2016, que obliga a amortizar activos intangibles de vida útil indefinida, como fondos de comercio o la marca, en un plazo de 10 años y a re expresar las cuentas del ejercicio precedente. Garralda ha explicado que el impacto neto de esas amortizaciones ha sido de 91,5 millones en 2016 y de 87 millones en 2015. Sin este efecto contable la entidad hubiera ganado 243 millones, un 6,3% más.

El presidente del Grupo Mutua Madrileña ha anunciado que esta nueva obligación tiene el inconveniente de que las empresas en expansión, si tienen muchos intangibles, tienen que reducir mucho de las cuentas de resultados, por lo que las mismas no reflejan la imagen fiel de la empresa: “Por eso en 2017 vamos a adoptar las normas internacionales de información financiera (NIIF), con lo que la amortización de los bienes intangibles desaparecerá”.

Por su parte, el resultado de las inversiones ascendió a 80,2 millones, lo que supone un descenso del 43,1%, que se explica por la complicada situación de los mercados en 2016. Dentro de las inversiones, las financieras aportan el 67% del total, y las materiales el 33% (alquileres de los edificios).

El margen de solvencia se coloca en el 329% frente al 314% de 2015. Con este ratio, Garralda asegura que la entidad puede acometer cualquier tipo de inversión. Y planes hay. La aseguradora espera incrementar su participación en la chilena BCI Seguros. Y con su compañía, o en solitario, tantear oportunidades de compra en Colombia, Perú e incluso en México. La gestora, Mutuactivos, también está analizando posibilidades de expansión: “Queremos incrementar todo lo que podamos el peso de Mutuactivos dentro del grupo, y todo lo que podamos hacer orgánica o inorgánicamente lo haremos”.

Ignacio Garralda ha adelantado algunas de las cifras claves del primer trimestre. En No Vida, el avance en primas ha sido del 9,2% frente a un 4% estimado de media para el conjunto del sector; creciendo en Autos a un ritmo del 5,4%. Y respecto a las inversiones, a cierre de marzo el resultado supera en más de 30 millones el del primer trimestre del año anterior.

Artículos relacionados