Las mi­llo­na­rias cap­ta­ciones de los ma­yores fondos de ca­pital riesgo an­ti­cipan dos grandes años7 de 2.177 Imprimir todo En una ven­tana nueva tema ca­pital riesgo Papelera x Alba Kaymix Soto 13:28 (hace 20 ho­ras) para Alba, ja­vr888, di­rec­cion, en­ri­queu­tre­ra1. ANTETÍTULO Los ex­pertos creen que puede venir mucho más di­nero al mer­cado es­pañol en plena re­cu­pe­ra­ción

Las millonarias captaciones de los fondos de capital riesgo anticipan dos grandes años

El ‘private equity’ na­cional mul­ti­plica por tres el vo­lumen in­ver­sión en el primer se­mestre

capital riesgo
Capital riesgo.

El ca­pital riesgo mun­dial bu­lle. Según las úl­timas ci­fras del pro­veedor de datos sobre ac­tivos al­ter­na­tivos Preqin, los grandes in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales mun­diales han puesto en manos de las ges­toras de ‘private equity’ más de 120.000 mi­llones de dó­lares sólo en el se­gundo tri­mestre de 2017. La ci­fra, de muy altos vue­los, en­gorda por en­cima ya de los 900.000 mi­llones de dó­lares el di­nero al al­cance de los trans­atlán­ticos del sector para com­pras em­presas ‘urbi et or­bi’.

Un auténtico dineral que va a buscar oportunidades en los cinco continentes y muy especialmente en aquellas economías que como la española están en pleno proceso de recuperación. Es obvio que los mercados emergentes van a absorber una parte muy importante de la ingente cantidad de dinero que amasan los fondos (se calcula que Apollo Global Management puede levantar hasta 23.000 millones de dólares en uno de los fondos que comercializa), pero para países como España las noticias son inmejorables.

A pesar de la prolongada crisis que han atravesado las gestoras españolas durante los largos años de depresión económica (sin nuevos fondos, se vieron obligadas a rotar y reestructurar unas carteras muy apalancadas), son muchos los grandes ‘private equity’ que se han mantenido activos en el mercado español. Sus grandes fondos son globales, por lo que es previsible que el mercado español se vea beneficiado por la necesidad de los grandes inversores de buscar rentabilidades en mercados alternativos.

“A escala europea, el mercado de capital riesgo español es pequeño. Por eso cualquier aumento de la inversión de los grandes fondos internacionales (por discreta que sea) le permitiría dar un gran salto cuantitativo respecto a la mejora que ya experimenta este año”, señalan fuentes del sector. En el primer semestre, los grandes fondos internacionales son los responsables de casi el 80% de todo el volumen invertido en España, de más de 3.000 millones de euros.

Unas cifras que, con las alforjas cargadas, podría mejorar sensiblemente al menos este año y el siguiente. “Los grandes fondos internacionales captan el doble de dinero al doble de velocidad respecto a cuatro años antes”, señalan fuentes del sector, que creen que los ritmos de crecimiento de la inversión cercanos al 40% tanto en 2016 como la sexta velocidad que ha metido el negocio en la primera parte de 2017 podrían ser superados en los próximos meses si la presión de los fondos para invertir continúa.

“El dinero que los grandes inversores institucionales canalizan hacia las gestoras de capital riesgo crece a toda velocidad (el año pasado las gestoras españolas captaron cerca de 2.300 millones y en el primer semestre de 2017 otros 1.133 millones) porque el potencial alcista de la Bolsa es y muy limitado y la rentabilidad de los activos tradicionales sigue en punto muerto. El ‘private equity’ es considerado de nuevo como un instrumento de diversificación de primer orden en pleno vuelo hacia el riesgo”, señalan fuentes del sector.

Mientras, el mercado español se mueve. La venta de Pronovias a BC Partners por 550 millones de euros ha sido el gran hito en el sector en el arranque de un verano caliente. Además, 3i (que fuera uno de los grandes actores internacionales en el mercado español antes del ‘boom’) ha vendido la funeraria Mémora a Ontario Teachers’ por 133 millones de euros y Lone Star ha comprado al fondo árabe Investcorp las esmalteras castellonenses Esmalglass y Fritta, con un valor de empresa de 650 millones de euros.

Son sólo las últimas grandes operaciones en un sector que se calienta a medida que pasan los meses y entra dinero fresco a raudales en los cuarteles generales de las gestoras de capital riesgo. Buenas noticias para el sector (el gran problema puede ser un recalentamiento de los precios al que también ayudan las mejoras de las valoraciones de las empresas cotizadas en una Bolsa alcista en 2017), que ve cómo recuperar los niveles precrisis de inversión ya no es una quimera.

Artículos relacionados