LA SEMANA BURSÁTIL

En niveles de mucho riesgo

Las ten­siones en el mer­cado de bonos es­ta­dou­ni­dense, los países emer­gentes pi­diendo oxí­geno y la preo­cu­pa­ción en Italia en medio de un in­tenso de­bate fiscal han puesto de nuevo contra las cuerdas a los mer­cados de va­lores in­ter­na­cio­na­les.

Los índices americanos han caído a plomo y los europeos han seguido su estela bajista sin capacidad de reacción. Estos descensos vienen a confirmar que el mes de octubre suele ser negativo para las bolsas. El Ibex 35 está poniendo así en serio riesgo referencias importantes y ya acumula pérdidas anuales del orden del 10% que tal y como están las cosas será muy difícil de recuperar en los próximos meses.

Los próximas días, por tanto, serán claves para saber si el selectivo español da por acabado el ajuste y recupera el canal alcista dibujado desde finales del año pasado o por el contrario sigue rompiendo los soportes que salen a su paso. Esto último podría abrir un canal bajista importante con un primer objetivo en los 8.600 puntos y otro más profundo sobre los 8.000 puntos. Un escenario muy peligroso.

Todo dependerá en buena medida de la nueva temporada de resultados empresariales del segundo semestre a uno y otro lado del Atlántico. En este sentido, la mayoría de los analistas siguen siendo optimistas con el corto plazo a expensas de los efectos de la guerra comercial y de la retirada del programa de recompra de bonos por parte del BCE.

No obstante, dicen, que en los próximos meses del año es previsible que los resultados vuelvan a inyectar la energía necesaria para un nuevo impulso en los indicadores bursátiles. Habrá que ver además si la entidad europea decide volver a la senda de los estímulos económicos en su próxima reunión del 25 de octubre.

En este sentido, los expertos consideran que la reunión del BCE será más importante por el mensaje del BCE que por las decisiones que adopte. De este modo, se empieza a especular con un posible retraso en el calendario que manejaba el mercado respecto a subida de tipos de interés en Europa.

En este contexto, muchos operadores están optando por rebajar sus posiciones en renta variable estadounidense debido a que los activos están muy caros por PER, pero al tiempo se vuelven a mostrar muy prudentes con Europa, lo cual está acentuando la liquidez y la búsqueda de activos refugio. Aunque cada vez se reducen más las opciones.

El dólar, por ejemplo, atraviesa un momento complicado y según Unicredit será difícil que vuelva a recuperar terreno con el euro mientras la rentabilidad de la deuda del Tesoro estadounidense “no toque techo o el debate fiscal en Italia tendría que calmarse significativamente", señalan los analistas de UniCredit.

Calendario financiero de la Bolsa

En los próximos días, los mercados seguirán sin contar con demasiadas referencias económicas de relevancia, por los que las noticias geopolíticas seguirán dominando el panorama financiero.

Para este lunes, los operadores apenas contarán con los datos con las ventas minoristas y la Fed de Filadelfia en EEUU.

El martes será algo más intenso con la tasa de paro del Reino Unido, el índice de confianza ZEW y la balanza comercial en la zona euro, mientras que desde el otro lado del Atlántico llegarán la producción industrial, la utilización de la capacidad productiva y la confianza constructora NAHB.

La sesión del miércoles estará marcada por los datos de inflación en el Reino Unido y la zona euro. En EEUU se publicarán además la cifra de construcción de nuevas viviendas y los permisos de construcción.

La agenda financiera internacional del jueves tampoco vendrá mucho más cargada de citas importantes. Lo más destacado será las ventas minoristas en el Reino Unido y los gastos de construcción y el índice de indicadores en EEUU. El último día de la semana bursátil, el viernes, se cerrará con la venta de viviendas de segunda mano en EEUU como el dato más significativo, por lo que las miradas se centrarán en el vencimiento de derivados.

Artículos relacionados