DESDE EL PARQUET

El petróleo lo pone más crudo

Si hace apenas unos meses los ope­ra­dores avi­saban del riesgo para la eco­nomía de un precio del pe­tróleo muy ba­rato, la si­tua­ción ha cam­biado y las alertas ahora son por su en­ca­re­ci­miento, pre­sio­nado por el au­mento de la de­manda.

El precio del crudo ha escalado más rápidamente de lo previsto, llegando a alcanzar en los últimos días máximos anuales por encima de los 85 dólares para el barril de Brent. Casi 20 dólares más caro de lo que se pagaba a finales del año pasado. Y las expectativas no son nada halagüeñas, con gran parte de los analistas hablando de la posibilidad de alcanzar los 100 dólares en los próximos meses y de las consecuencias negativas de ello.

De llegar a confirmarse la escalada hace ese nivel, el sector petrolero saldría significativamente beneficiado, impulsando las inversiones, pero poniendo en un brete a las economías mundiales. Estas podrían verse muy erosionadas en un momento muy complicado con los países emergentes pidiendo ayuda al FMI y los precios del resto de energías también disparados.

Hay que recordar que los presupuestos de las principales economías mundiales están elaborados con unas previsiones de precios del petróleo del orden de 70 dólares por barril.

De este modo, si hace apenas unos meses la gran preocupación era que unos precios anormalmente baratos pudieran provocar el incumplimiento de los créditos por parte del sector petrolero –tal y como ocurrió hace unos pocos años atrás, elevando los riesgos para los acreedores corporativos que podría dar lugar a un desplome en cadena como fichas de dominó– ahora el temor es que la recuperación y el crecimiento de los países occidentales. Un cisne negro que vuelve a sobrevolar sobre los mercados financieros.

Artículos relacionados