Impulsado por el au­mento de los pre­cios del pe­tróleo man­tiene la re­duc­ción de costes

Repsol aumenta su beneficio un 37% a septiembre hasta los 2.171 millones

Aumenta un 4% su pro­duc­ción de crudo a pesar de la nueva orien­ta­ción del ne­gocio hacia la elec­tri­cidad

Antonio Brufauy Josu Imaz, Repsol.
Antonio brufau con Josu Jon Imaz

El be­ne­ficio neto de Repsol en los pri­meros nueve meses del año se situó en 2.171 mi­llones de eu­ros, un 37% más que en el mismo pe­riodo del ejer­cicio an­te­rior y el mayor ob­te­nido por la com­pañía en idén­tico pe­riodo desde hace diez años. El be­ne­ficio neto ajus­tado, que mide es­pe­cí­fi­ca­mente la marcha de los ne­go­cios, au­mentó un 11%, hasta al­canzar los 1.720 mi­llones de eu­ros. El EBITDA fue de 5.833 mi­llo­nes, un 24% más que en el pe­riodo equi­va­lente de 2017.

Repsol incrementó su producción de hidrocarburos un 4% respecto al mismo periodo de 2017, hasta situarla en una media de 713.000 barriles equivalentes de petróleo al día, apoyada por la puesta en marcha de proyectos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia.

El área de Upstream (Exploración y Producción) obtuvo un resultado de 1.015 millones de euros, el doble del obtenido entre enero y septiembre del año anterior, debido a las medidas de eficiencia implantadas, a los mayores volúmenes y al repunte de los precios internacionales.

En el negocio de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP, Gas & Power), el resultado ascendió a 1.098 millones de euros, con mejoras en las divisiones de Gas & Power, Marketing y GLP.

A finales de junio, Repsol anunció la compra de activos no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora, que le aportará 750.000 clientes, con lo que elevará su capacidad total de generación instalada hasta los 2.950 MW.

Tendencia positiva

La compañía presidida por Antonio Brufau destacó que su modelo de negocio integrado continuó en este periodo "demostrando su flexibilidad y fortaleza, y contribuyó, junto con las medidas de eficiencia y creación de valor implantadas, a lograr este resultado, el mayor obtenido por la compañía al final del tercer trimestre de los últimos diez ejercicios".

Estos resultados récord de la petrolera se registraron en un periodo marcado por los mayores precios del crudo, con el Brent cotizando a una media un 39% más alta que en la misma etapa de 2017, y los menores precios del gas, con un descenso del 8% en la cotización media del Henry Hub.

La deuda neta del grupo se redujo un 63% respecto al cierre del ejercicio 2017, hasta situarse en 2.304 millones de euros. Por su parte, la liquidez, a finales de septiembre ascendía a unos 9.300 millones de euros.

Por su parte, el negocio de 'Upstream' (Exploración y Producción) registró un resultado de 1.015 millones de euros, que duplica el obtenido entre enero y septiembre de 2017 (487 millones de euros).

Mientras, el área de 'Downstream' (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP y Gas & Power) obtuvo un resultado de 1.098 millones de euros, frente a los 1.431 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

Artículos relacionados