Claves de los resultados de Iberdrola 3T de 2020

• Crecen los beneficios. El beneficio neto se eleva un 4,7%, hasta los 2.681 millones de euros -el ajustado aumenta un 8,8%- y el EBITDA ajustado crece un 3,2%, hasta los 7.561,5 millones de euros. El crecimiento se ve apoyado por el incremento de capacidad instalada renovable y la evolución operativa del negocio renovable y de generación y clientes

• Impactos de la COVID-19. Representan 308 millones y 203 millones de euros a nivel de Beneficio Operativo Neto (EBIT) y de Beneficio Neto, respectivamente, por el efecto sobre la demanda y las provisiones por insolvencias. Progresiva normalización de la demanda y precios de energía en España y el Reino Unido, mientras que países como Estados Unidos y Brasil avanzan en la implantación de medidas regulatorias de recuperación

• Más inversiones centradas en la recuperación verde. Las inversiones en renovables crecen un 52% a septiembre y representan el 54% de los 6.638 millones invertidos en el período. El grupo suma 4.600 nuevos megavatios (MW) de potencia en los últimos doce meses -casi 1.300 MW en el tercer trimestre- y avanza en la construcción de 7.600 MW. Las inversiones en redes aumentan un 5,5% y suponen el 38% del total. La cartera de proyectos se eleva a más de 70.000 MW en el mundo

• Impulso al crecimiento exterior. La operación corporativa en los EEUU anunciada hoy se suma a otras siete realizadas en el año, con las que se posiciona en mercados con gran potencial renovable. La compañía entra en Australia, con la adquisición de Infigen, añade una cartera de 12,3 GW eólicos marinos en Japón y Suecia y se refuerza en mercados como Francia, el Reino Unido y Brasil

• Manteniendo la fortaleza financiera. La generación de caja asciende a 5.960 millones de euros, mejorando las ratios de solvencia. La liquidez del grupo supera los 13.800 millones de euros, cubriendo 30 meses de necesidades financieras

• Mantenimiento de previsiones. Iberdrola sigue estimando un crecimiento del beneficio neto de un dígito medio/alto en 2020, impulsado por la eficiencia operativa y el esfuerzo inversor

• Más sostenible. Las emisiones de CO2 se reducen un 10% respecto a septiembre de 2019, hasta los 98 gCO2/Kwh. Los empleados incorporados a la plantilla este año alcanzan los casi 3.000. Reconocimientos a la diversidad e inclusión, con premios como el The Planet Mark, en el Reino Unido, y la quinta posición en la clasificación mundial de las empresas gestionadas de forma más sostenible por “The Wall Street Journal” y el premio “Just” de Forbes, en EEUU

• Retribución para el accionista. El programa ‘Iberdrola Retribución Flexible’ mantiene un dividendo a cuenta de 2020 de al menos 0,168 euros brutos por acción

Artículos relacionados