Su con­se­jero de­le­gado evita dar datos hasta ini­ciar las ne­go­cia­ciones con los sin­di­catos

El Sabadell plantea su plan de transformación tanto ante fusiones como en solitario

El ob­je­tivo es me­jorar la ren­ta­bi­li­dad, que ha ce­rrado en sep­tiembre en el 1,49%

Jaime Guardiola, Banco Sabadell
Jaime Guardiola, Banco Sabadell

El con­se­jero de­le­gado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, ha evi­tado dar de­ta­lles sobre su plan de trans­for­ma­ción en España, aunque ha jus­ti­fi­cado el mismo en una me­jora de la ren­ta­bi­li­dad, en mí­nimos al cierre del tercer tri­mes­tre, que per­mita tanto el cre­ci­miento or­gá­nico como abordar cual­quier ope­ra­ción cor­po­ra­tiva. Sobre la ace­le­ra­ción del plan de re­es­truc­tu­ra­ción de TSB, su fi­lial bri­tá­nica, tan sólo ha apun­tado a la ne­ce­sidad de poner en valor la fran­quicia antes de de­cidir sobre su fu­turo.

El Sabadell aprovechará el tirón de los canales digitales, que se han disparado durante la actual crisis derivada de la pandemia, para transformar su estructura en España con un plan que aún está en la fase inicial y del que ha evitado entrar en detalles su consejero delegado, Jaime Guardiola, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre.

Guardiola ha asegurado que cualquier reducción de plantilla se hará de manera negociada con los representantes sindicales y sin tener que adoptar medidas traumáticas como se ha hecho en otras ocasiones, vía bajas voluntarias o prejubilaciones y sin la necesidad de tener que recurrir a un ERE.

El objetivo de dicho plan es una mejora de la rentabilidad, que ha caído al cierre de septiembre hasta el 1,49%. "No es defensivo ni para ponerse guapo. Es un plan de autofinanciación sin coste de capital. Ese es el objetivo, tanto para el crecimiento orgánico o en cualquier operación. El objetivo final es mejorar la rentabilidad del banco", ha contestado a preguntas de Capital Madrid.

El consejero delegado del Sabadell reconoce que "hay una presión más o menos pública, con la necesidad de consolidar tanto a nivel nacional como europeo", con los distintos llamamientos a la necesidad de más fusiones por parte de lo supervisores, tanto el Banco Central Europeo (BCE) como por parte del Banco de España.

"Llevamos tiempo buscando la mejora de la rentabilidad siendo más eficientes", ha añadido Jaime Guardiola para justificar el plan anunciado y que se pretende cerrar en un 75% durante 2021 aunque el cierre definitivo no se producirá hasta 2022.

Dicho plan se financiará con las plusvalías de las ventas de parte de la cartera ALCO y a su finalización el grupo que preside José Oliu aún mantendrá 1.300 millones de euros en plusvalías latentes.

Mora contenida

Tanto el consejero delegado del Sabadell como su director financiero, Tomás Varela, se muestran confiados en que la ratio de morosidad no llegue a dispararse a niveles de dos dígitos a lo largo de 2021, cuando se produzca el vencimiento de la mayoría de las moratorias. Según sus cálculos, el pico de mora se situaría en el entorno del 5%.

Jaime Guardiola aún se muestra cauto de cómo podrá cerrar su grupo bancario el actual ejercicio, ya que dependerá de cómo evolucione el cuarto trimestre del año con más confinamientos y restricciones a la movilidad como consecuencia de la evolución del Covid-19 en buena parte de España y en otros países.

Por ello, el consejero delegado del Sabadell considera necesario que se amplíen algunos incentivos estatales a la financiación hacia el tejido productivo, aunque se deberá ser muy exhaustivo hacia dónde se canaliza dicha financiación para no derrochar la misma en proyectos que ya no eran viables antes de la pandemia.

No obstante, Guardiola confía en que la actual crisis económica derivada de la sanitaria no se convierta en una crisis financiera, de la que es más difícil siempre salir como ha ocurrido en el pasado más reciente. "No veo riesgo de crisis financiera. El nivel de solvencia de los bancos está en una situación distinta de la crisis anterior, pero hay que trabajar para que eso no pueda pasar".

Artículos relacionados