Los dos sec­tores aca­paran hasta el 37% del saldo de los apla­za­mientos con­ce­didos

La banca se juega más de 19.400 millones en moratorias al comercio y la hostelería

Los con­fi­na­mientos y li­mi­ta­ciones de aforo ame­nazan la su­per­vi­vencia de esos ne­go­cios

Dependediente en comercio
Comercio en apuros.

Los co­mer­ciantes y hos­te­leros son los que más mo­ra­to­rias hi­po­te­ca­rias o sin ga­rantía real han so­li­ci­tado a sus ban­cos, tanto por la línea ofi­cial como las con­ce­didas de ma­nera sec­to­rial por la banca. Estos dos sec­tores son de los más afec­tados por el co­ro­na­vi­rus, tanto por las res­tric­ciones o con­fi­na­mientos como por los lí­mites de aforo im­pues­tos. Los bancos se juegan hasta el 37% de los apla­za­mien­tos, por un im­porte de 19.419 mi­llones de euros que en parte po­drían in­cu­rrir en mo­ro­si­dad.

Las restricciones de movilidad, que en un principio afectan de manera directa a la Comunidad de Madrid y a la capital de España, y las limitaciones de aforo en comercios y hostelería buscan acotar la transmisión del coronavirus, pero también suponen un riesgo muy serio para la continuidad de muchos negocios.

Los bancos también deberán estar muy cautelosos ya que, entre esos dos sectores más afectados por las limitaciones impuestas, acumulan hasta 19.419 millones de euros en moratorias concedidas, algo más del 37% del total de las aprobadas hasta el cierre de septiembre según los últimos datos del Banco de España.

La hostelería es la que más moratorias ha solicitado por la vía legislativa, hasta sumar un total de 3.958 millones en las hipotecaria y 564 millones en los préstamos sin garantía real. También acumula mayor número de solicitudes en ambos casos.

Por su parte, el sector del comercio ha recurrido más a las moratorias sectoriales, las concedidas por cada entidad a sus respectivos clientes. El montante total es de 5.565 millones de euros (frente a los casi 4.876 millones por parte de la hostelería) y con mayor número de solicitudes.

Riesgo de morosidad

El conjunto de la banca ha concedido 20.509 millones de euros en moratorias hipotecarias, mientras que el volumen disminuye a 2.914 millones en los préstamos sin garantía real. En ambos casos, mediante la vía legal.

Las moratorias sectoriales, en las que no se diferencia por el tipo de préstamo, el saldo asciende hasta 28.687 millones de euros. En este caso, los bancos no cuentan con el respaldo del Estado y han sido las más utilizadas por la mayoría de los sectores, al margen de los del comercio y la hostelería.

Al igual que ocurre con las moratorias a particulares, los efectos de la falta de impago no se producirían hasta la primera parte de 2021, por lo que los riesgos de morosidad dependerán de cómo evolucione la pandemia y las medidas restrictivas de movilidad que se han implantado en algunos territorios.

El mayor conflicto ha surgido en la Comunidad de Madrid. Sus máximos responsables políticos ya han cifrado en un coste de 750 millones a la semana para la economía regional con las restricciones impuestas desde el Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa.

En el sector bancario, desde el propio Banco de España hasta las propias entidades, ya trabajan con un repunte de la morosidad aunque, hasta el momento, el cumplimiento de devoluciones de las cantidades prestadas se ha mantenido, según algunos máximos responsables de los propios bancos.

Artículos relacionados