BOLSA

Viscofán busca de nuevo sus máximos

Una vez ol­vi­dado el des­plome de su co­ti­za­ción en 2018 tras un ines­pe­rado re­corte de sus pre­vi­siones de cre­ci­miento, Viscofán ha vuelto a cen­trar este año la aten­ción de los in­ver­so­res. A su favor juega no solo la re­cu­pe­ra­ción de las ci­fras eco­nó­mi­cas, sino tam­bién un pro­ceso de re­es­truc­tu­ra­ción des­ti­nado a con­so­lidar ese cre­ci­miento.

Al cierre del tercer trimestre, el beneficio de la empresa de envolturas artificiales de celulosa para alimentos ha rondado los 88 millones de euros con un avance del 21% respecto al mismo período del año anterior. Sus ventas han crecido más de un 7% y su Ebitda se ha elevado un 18% hasta los 169 millones de euros. Además, ha logrado reducir su deuda financiera neta por debajo de los 54 millones de euros.

Unas cifras que han superado con creces las mejores expectativas del mercado, a pesar del efecto negativo de sus principales divisas comerciales. Pero el grupo no quiere quedarse ahí. El consejo de administración ha decidido recientemente una reorganización jurídica en forma de holding para impulsar su desarrollo.

El cambio aprobado, asegura la compañía, mantendrá el modelo de éxito de gestión en Navarra, que se consolidará gracias a una estructura organizativa con dos empresas, una centrada en la operativa local y otra dedicada a la actividad corporativa.

Para ello, los activos industriales y operativos de Viscofan en Navarra se transferirán a una compañía de nueva creación, Viscofan España con sede en Tajonar (Navarra) y dependiente en un 100% de Viscofan. Esta nueva estructura como como holding de empresas será efectiva en la segunda mitad de 2021 una vez cumplidos los requisitos legales establecidos.

Por lo demás, Viscofán ha acordado adelantar el dividendo previsto para el 21 de junio de 2021 de 1,4 euros por acción, con una rentabilidad del 2,4%, al 20 de diciembre para ayudar a sus pequeños accionistas ante el deterioro de los ahorros causados por la covid.

No es de extrañar, por tanto, que el mercado esté premiando al valor con una rentabilidad en año de cerca del 30%. Y eso que se ha tomado un pequeño respiro desde los máximos absolutos registrados a mediados de agosto a cerca de los 64 euros por acción. Un nivel al que apunta de nuevo con vistas a final de año después de recuperar la referencia de los 59 euros.

Artículos relacionados