El auge del co­mercio elec­tró­nico dis­para la de­manda de es­pacio para la dis­tri­bu­ción

La inversión inmobiliaria salva los muebles en 2020 con la logística al alza

El año ce­rrará con una caída entre el 30% y el 35%, pero hay signos de reac­ti­va­ción

Edificios de Oficinas
Edificios de Oficinas

Del mal, el me­nos. La in­ver­sión in­mo­bi­liaria se pre­para para decir adiós a 2020 con una caída que se si­tuará entre el 30% y el 35%. Un des­censo fuerte, po­tente, pero que per­mite al sector salvar los mue­bles en un ejer­cicio en el que el co­ro­na­virus ha sido el pro­ta­go­nista único. Sus con­se­cuen­cias han ti­rado del seg­mento lo­gís­tico y han hecho mella en los vo­lú­menes de sec­tores clave como el de las ofi­cinas y el ho­te­lero, que su­fren mu­cho.

CBRE calcula que la inversión inmobiliaria total se quedará este año a las puertas de los 9.000 millones de euros. El descenso será de alrededor del 30%, no demasiado cerca de la media del 25% esperada para Europa. Pero hay brotes verdes en el tramo final del año, en el que el mercado empieza a recuperar cierta velocidad de crucero tras el gran parón del segundo trimestre, cuando las operaciones cayeron al nivel más bajo desde 2013.

Otra consultora, Cushman & Wakefield, rebaja la inversión inmobiliaria en 2020 hasta los 7.800 millones de euros. Dos tercios de la caída del 35% respecto a 2019 recaerían sobre los efectos del coronavirus y el restante sería responsabilidad del propio ciclo del mercado de capitales. Pero en lo que coinciden ambas firmas es en el auge del sector logístico por el despegue del comercio electrónico, que ha disparado la demanda de espacios para la distribución.

Las cifras del logístico no son espectaculares sólo por la escasez de espacios disponibles, que ha limitado la inversión total. Según CBRE alcanza los 1.250 millones este año, un 27% menos que el anterior. Pero en la zona centro, la de mayor actividad, se han registrado los volúmenes de inversión más altos desde 2003. Cushman & Wakefield también destaca el "auge creciente" de un sector llamado a seguir creciendo durante todo 2021.

*Las grandesd cifras dicen poco

Las grandes cifras del año dicen que, en cualquier caso, las cifras de inversión son más altas que las registradas en la gran crisis financiera que abarcó el quinquenio 2009-2013. "Es evidente que los inversores están esperando que la crisis provocada por el Covid-19 sea de mucha más corta duración que la anterior y no han parado las máquinas en ningún momento. El mercado todavía está lleno de oportunidades", señalan en fuentes del sector.

En este sentido, es especialmente relevante la participación creciente de los inversores internacionales, que según CBRE habrían cubierto algo más de tres cuartas partes de la actividad en el mercado español en 2020, frente al 65% del año anterior. Un porcentaje que demuestra que España se sigue viendo como un mercado con alto potencial de crecimiento y con precios atractivos en un escenario aún de crisis que está rebajando los precios.

Algo que ya quedó claro en el primer trimestre, extraordinario en términos de actividad, de alrededor de 4.000 millones de euros. La clave ahora es a qué ritmo se puede recuperar la inversión. Cushman & Wakefield cree que podría levantar el vuelo un 18% en 2021, hasta alrededor de 9.200 millones de euros. Una cifra que en cualquier caso dependerá de la evolución de la pandemia y del ritmo de recuperación de las economías mundiales

Si la logística es la estrella emergente en el mercado inmobiliario, otros sectores sufren y lo seguirán haciendo en los próximos meses. La inversión hotelera ha sido la más afectada y la caída en el segmento de oficinas cae en torno a un 50% acrecentada por las mayores dificultades para acceder a la financiación bancaria. Pero en conjunto el sector ha salvado los muebles a la espera de tiempos mejores.

Artículos relacionados