Los ex­pertos au­guran más caídas del nú­mero de ac­cio­nistas de los grandes bancos

La banca se sube a la montaña rusa en bolsa y ahuyenta más a los inversores particulares

La vo­la­ti­lidad se man­tendrá en ni­veles muy altos tras la sen­tencia eu­ropea del IRPH

Ibex 35
Ibex 35

La foto fija del año 2020 de la banca en bolsa marea a los in­ver­sores par­ti­cu­lares y deja con­clu­siones preo­cu­pantes . Incluso des­pués de la sen­tencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre las hi­po­tecas re­fe­ren­ciadas al ín­dice IRPH, en poco más dos meses la caída acu­mu­lada por la banca es­pañola más que du­plica la del Ibex 35. El des­plome del 14% está acom­pañado en los úl­timos días por un fuerte cre­ci­miento de la vo­la­ti­lidad que au­menta aún más la sen­sa­ción de vér­tigo.

"Habríamos firmado sin dudas una sentencia como la que ha emitido el TJUE. Está muy cerca de los que deseábamos. Es verdad que sigue abierto el riesgo de reclamaciones por cantidades que pueden ser importantes, pero cualquier impacto se alargará en el tiempo. No hay necesidad de realizar provisiones millonarias ni habrá impacto sobre los dividendos. Y sin embargo la banca no consigue arrancar en bolsa...", señalan en una gran entidad nacional.

El sector sigue maniatado por el temor a que el coronavirus pase una dura factura a la economía mundial y eternice el escenario de tipos negativos en la zona euro. Una piedra más en un saco lleno de lastres que un gran banco de inversión enumeraba este martes: situación política en España, con el órdado secesionista catalán incluido, bajos tipos de interés, un deprimente crecimiento del crédito, presión regulatoria y competencia creciente del segmento 'fintech'.

Con estas cartas sobre la mesa, los expertos creen que la banca seguirá subida a la montaña rusa durante muchas semanas todavía. "Vamos a ver una enorme volatilidad. En las últimas sesiones de la semana pasada y las primeras de esta, hemos visto diferencias del 3% y del 4% en algunos casos entre los precios mínimos y máximops diarios de los bancos. Cada vez hay menos inversores finales y más componente especulativo en el día a día bursátil del sector", aseguran en un 'broker' nacional.

La realidad es que la banca seguirá poniendo a prueba en los próximos meses su capacidad de sufrimiento. Los analistas de Julius Baer han detectado "cierto pánico" en la decisión de la Reserva Federal de rebajar 50 puntos básicos los tipos de interés y asegura que la medida aumenta las preocupaciones sobre el crecimiento económico. La gestora anticipa que el coronavirus "causará un daño severo en el primer semestre, pero éste dará paso a una fuerte recuperación en el segundo semestre” y mantiene una visión positiva sobre valores financieros, cíclicos y tecnológicos.

Por lo tanto, la banca aún seguirá un largo período de tiempo con las luces apagadas. Un plazo en el que los especuladores seguirán mandando en la contratación bursátil diaria y los accionistas estables pueden continuar su operación salida. La banca ya perdió casi 200.000 accionistas el año pasado y en este primer trimestre la diáspora podría continuar con las cotizaciones muy tocadas y la sensación de a la banca le costará mucho recuperar los niveles a los que empezó 2020.

"Estamos viendo que los inversores particulares están muy retraídos en banca. Si de algo huyen es de la volatilidad extrema, sobre todo cuando ven que a cada rebote le sigue una corrección más fuerte. Cada vez buscan más sectores con dividendos estables", señalan en fuentes bursátiles que aseguran que la banca es identificada ahora como un sector de riesgo alto sometido a presiones de todo tipo incluso después de la sentencia positiva sobre el IRPH.

Subida a la montaña rusa en Bolsa, la banca es sinónimo de cualquier cosa en bolsa menos de estabilidad. "No hay otro sector que cargue con más incertidumbres que el bancario. El año está perdido en lo que a tipos de interés se refiere, y eso supone más penalidades en el negocio y en el parqué. Nuestra recomendación es seguir fuera de la banca y esperar a que se despejen los nubarrones", asegura en uno de los mayores 'broker' españoles.

Artículos relacionados