LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa sin consuelo para el covid 19

La vo­la­ti­lidad y las pér­didas se dis­paran en los mer­cados fi­nan­cieros in­ter­na­cio­nales en un am­biente ge­ne­ra­li­zado de pá­nico por el temor a la pa­rá­lisis de la eco­nomía mun­dial de­ri­vada de la pan­demia del co­ro­na­vi­rus. El Ibex 35 ha su­frido un nuevo re­tro­ceso del 4% en las cinco úl­timas se­siones para des­li­zarse por de­bajo de los 8.400 pun­tos, lo que pone en juego suelos clave en el corto plazo.

La decisión de la Reserva Federal de rebajar sus tipos de interés en medio punto para contrarrestar las repercusiones económicas del brote, que empiezan a notarse ya de modo significativo en el sector manufacturero norteamericano, lejos de tranquilizar al mercado ha tenido un efecto devastador. La precipitación con la que se ha realizado, a la que se suma la aprobación de un gasto de 8.300 millones de dólares por parte de la administración Trump, refleja una situación mucho más grave de la inicialmente planteada. Sobre todo, por la insistencia respecto a nuevos recortes.

Fuerza además a otros bancos centrales a tomar medidas parecidas, aunque en el caso del BCE sin apenas munición para poder combatir los efectos del virus. En este sentido, los operadores esperan con atención la reunión de esta semana con la esperanza de que se reduzca la sensación de urgencia y de miedo.

Pendientes de las posibles medidas a adoptar por los bancos centrales, los analistas aconsejan mantener cierta prudencia a la hora de tomar decisiones, teniendo en cuenta que la visión racional y fundamental de la economía parece, al menos de momento, más positiva de lo descontado en estos días por el mercado. Eso dejado valoraciones muy atractivas que pueden impulsar el rebote.

Y más teniendo en cuenta el histórico del mercado en situaciones similares, que reflejan una importante recuperación de las posiciones entre 40 y 90 días después de las caídas más intensas como la sufrida en las dos últimas semanas.

Calendario semanal de bolsa

En este contexto, los inversores deben acentuar en estos días, más si cabe, su atención sobre los indicadores económicos para comprobar cómo empiezan a dejarse notar los efectos del coronavirus en la economía global y de la respuesta del BCE después de los intensos ajustes sufrido por las bolsas.

Hoy lunes preocupa sobre todo el PIB de Japón, aún correspondiente al cuarto trimestre del pasado ejercicio, que podría sufrir una dura contracción del orden del 6,5%, lo que eleva el temor sobre la economía japonesa en este primer trimestre cuando se empiece a incorporar en sus cuentas el parón económico de la pandemia. Este día se conocerá además la balanza comercial y la producción industrial en Alemania del mes de enero.

Los únicos datos importantes previstos para el martes serán la inflación de China, que podría estar sobre el 5,2%, y el PIB de la Zona Euro del cuarto trimestre de 2019, con un mínimo crecimiento de una décima de punto, lo cual no es nada alentador.

Para la sesión del miércoles se esperan las ventas al por menor en España y la producción industrial en el Reino Unidos, en ambos casos del mes de enero, mientras que en EEUU se dará a conocer la inflación del pasado mes de febrero.

La agenda financiera internacional del jueves vendrá marcada por la producción industrial de la Zona Euro del mes de enero, los precios de producción en EEUU, y, en especial, por la reunión del Banco Central Europeo. Los expertos seguirán con mucha atención la decisión de la entidad después del recorte de tipos del 0,5% realizada la semana pasada por sorpresa por la Reserva Federal.

La semana se cerrará el viernes con las cifras de inflación en España y Alemania del mes de febrero y con las cifras de confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados