BOLSA

Dientes de sierra en Siemens Gamesa

Los in­ver­sores más es­pe­cu­la­tivos están ha­ciendo su agosto con Siemens Gamesa en pleno in­vierno. Las ac­ciones del grupo ae­ro­ge­ne­rador han co­men­zado el año con una in­ten­sí­sima vo­la­ti­lidad con una di­fe­rencia de cerca de 3 eu­ros, del orden de un 15%, entre su pico más alto y el más bajo. Una au­tén­tica bi­coca para los “traders” que están sa­biendo leer este mo­vi­miento de ida y vuelta.

La salida de Iberdrola del accionariado tras comprar Siemens su 8% del capital por 1.100 millones de euros, equivalente a 22 euros por acción, y la posterior aparición del coronavirus han provocado una creciente elasticidad en su cotización que está haciendo las delicias de los especuladores a la espera de que los expertos técnicos despejen las dudas sobre por dónde puede romper ahora el valor. Algo nada fácil en estas circunstancias.

Unas incertidumbres compartidas por los analistas fundamentales que se reflena en la gran diversidad de opiniones entre las casas de análisis que siguen al valor, aunque con cierto predominio de los que aconsejan mantenerse alejados de momento del valor.

Con todo, si parece haber cierta coincidencia respecto al potencial de la compañía a más largo plazo una vez resueltas las discrepancias internas y dentro de un sector con muy buenas perspectivas de crecimiento gracias al impulso del proceso de descarbonización que previsiblemente elevará la demanda en los próximos años.

Al respecto, en estos días, una de sus filiales en Alemania ha sido seleccionada por Orsted para suministrar de forma preferente aerogeneradores para dos parques eólicos marinos en el Mar del Norte: Borkum Riffgrund 3 de 900 MW, el que será el mayor parque offsohre del país germano, y Gode Wind 3 de 242 MW.

Las condiciones del acuerdo para el suministro y mantenimiento de ambos parques durante cinco años están sujetas a algunos factores como la decisión final de inversión por parte del grupo alemán que depende de los permisos necesarios por parte de las autoridades. De este modo, el número de turbinas por cada proyecto no se ha establecido todavía, pero se prevé que la instalación de GodeWind comience en 2023 para estar en funcionamiento en 2024 la de Borkum comience en 2024 para entrar en marcha en 2025.

En medio de este maremágnum de noticias, parece difícil que la cotización encuentre una cierta estabilidad de inmediato. Eso lleva a los expertos a aconsejar a los que se quieran subir al carro de Siemens Gamesa seguir los pasos de los especuladores y aprovechar las caídas, asegurándose de que su suelo sobre los 14 euros se mantiene sólido, para comprar sobre esos precios y vender en los rebotes, en torno a los 16 euros.

Artículos relacionados