LA SEMANA BURSÁTIL

Euforia por el BCE y el empleo de EEUU

La nueva in­yec­ción eco­nó­mica del Banco Central Europeo por 600.000 mi­llones de euros para hacer frente a la crisis ge­ne­rada por la covid 19 ha desatado de nuevo la eu­foria en los mer­ca­dos. A la fiesta se han su­mado unos po­si­tivos datos de em­pleo en EEUU que dan alas a las ex­pec­ta­tivas de una re­cu­pe­ra­ción más rá­pida de la pre­vista. El sector más be­ne­fi­ciado ha sido el ban­cario con una re­va­lo­ri­za­ción media del 25% la se­mana pa­sada.

El índice Ibex 35 se ha disparado así un 11% en las cinco últimas sesiones, su mejor cómputo semanal desde junio de 2008, para situarse por encima de los 7.800 puntos. Un nivel crítico para la continuidad del rebote experimentado en el último mes conforme se ha ido debilitando el virus.

Los analistas parecen cada vez más convencidos de que lo peor ha pasado ya y se muestran dispuestos a tomar posiciones con mano firme para aprovechar las oportunidades dejadas por las excesivas correcciones en las valoraciones observadas desde marzo,

Casi todos coinciden en una recuperación en U para Europa y han que empiezan a llamar W asimétrica para España pendiente de cómo vaya evolucionando el levantamiento de las restricciones y el regreso a la actividad con cierta normalidad. Aunque siempre con el miedo en el cuerpo ante el posible rebrote de la infección en otoño.

En este proceso, el restablecimiento de la confianza resulta fundamental, sobre todo, en el sector empresarial que de momento ha superado el primer trimestre del año con unos resultados descendentes, pero mejor de lo esperado. La preocupación se centra ahora en las cuentas del segundo trimestre que recogerán el pleno impacto del coronavirus y la progresiva recuperación de junio.

Estas expectativas de han reflejado en las buenas cifras de empleo de Estados Unidos durante el mes de abril con un descenso de la tasa de paro por debajo del 14% cuando se temían cifras récord en cerca del 20%.

Unas mejores perspectivas sustentadas en las medidas de impulso de los grandes bancos centrales. Esta semana le ha tocado el turno al BCE y, probablemente, la Reserva Federal recogerá el testigo en estos días para mantener viva la carrera hacia la recuperación. Circunstancia que está suponiendo una inyección de adrenalina para la banca hasta ahora atenazada por el temor a las insolvencias y al aumento de impagos.

La recuperación empresarial es precisamente el punto clave para muchos expertos a la hora de confirmar la forma en la que se va a salir de la crisis. Pero no conviene perder el tiempo entre tanto. Los inversores ya se están lanzando a hacer compras para ir reposicionando la cartera, sobre todo, en aquellos valores con buenos balances castigados en exceso por los mercados.

Los rebotes intensos suelen conllevar también rápidas realizaciones de beneficios. En este sentido, los expertos aconsejan ir tomando posiciones de forma progresiva, manteniendo buenos niveles de liquidez con el fin de aprovechar las posibles recaídas.

Calendario semanal de bolsa

Después de que el BCE regara de millones a la Unión Europea la semana pasada para hacer frente a la crisis del coronavirus en los próximos días le toca el turno a la Reserva Federal. Todo ello en una semana en la que no habrá demasiados indicadores económicos.

Hoy lunes, los inversores apenas contarán con las cifras de la balanza comercial y el PIB de China y con la producción industrial de Alemania.

El martes serán la balanza comercial de Alemania, el PIB de la Zona Euro y los inventarios al por menor en EEUU, los indicadores que marquen el ritmo de los mercados.

Para el miércoles, lo más destacado será la producción industrial de China, en pleno proceso de recuperación que servirá de espejo para el resto de grandes economías, y la inflación de EEUU. Ya con los mercados europeos cerrados se conocerán las medidas de la Reserva Federal para alentar la recuperación de la economía norteamericana.

El jueves tampoco habrá grandes referencias macroeconómicas salvo quizás las cifras de precios de producción en EEUU.

La agenda financiera internacional de la semana se cerrará el viernes con la producción industrial de Japón, del Reino Unidos y de la Zona Euro. Mientras que en España se espera las cifras de inflación de mayo. Al otro lado del Atlántico se publicará, los precios de importación y exportación, así como el dato de confianza consumidora de la Universidad de Michigan, que podría empezar a mostrar una significativa recuperación.

Artículos relacionados