Los fondos han to­mado po­si­ciones con­fiados en la hoja de ruta de la com­pañía

Siemens Gamesa se juega el liderato del Ibex en un 'Investor Day' muy esperado

La ac­ción quiere arre­batar a Cellnex el tí­tulo de mejor valor del Ibex 35 en 2020

Siemens Gamesa.
Siemens Gamesa.

Como un bó­lido, en su mejor mo­mento de los úl­timos años en Bolsa. Así llega Siemens Gamesa al 'investor day' que ce­lebra este jueves en medio de una ex­pec­ta­ción ex­tra­or­di­na­ria. El listón de la exi­gencia está muy alto para una de las com­pañías de moda del mer­cado de va­lores es­pañol. Los fondos no han de­jado de al­ma­cenar ac­ciones del grupo desde marzo, cuando la em­presa se des­plomó hasta los ni­veles más bajos desde fi­nales de 2019.

Pero no fue sólo una cuestión de oportunidad ante la evidencia de una cotización bajo mínimos. La acción cogió una velocidad extraordinaria en junio, cuando la compañía revolucionó su cúpula con el cese del CEO Markus Tacke, que fue reemplazado por Andreas Nauen. Los inversores recibieron el cambio con un alborozo nada disimulado y han esperado al 'investor day' para tomar decisiones con la acción alrededor de los 23 euros.

Es decir, cerca de un 50% por encima de los niveles a los que empezó el ejercicio 2020. En las últimas sesiones la cotización se ha mantenido muy estable, sin apenas cambios. ¿Qué significa tanta estabilidad? Básicamente, que los inversores están manteniendo posiciones a la espera de que el grupo ponga sobre la mesa sus planes. Dicho de otra forma, están haciendo todo un acto de fe confiando en el éxito del nuevo equipo directivo.

"No se había visto una subida tan vertical en la compañía en estos últimos años. Aunque la acción venía de niveles muy deprimidos, sorprende que apenas ha habido altibajos desde marzo. Los inversores creyeron en marzo que había poco que perder con la acción alrededor de los 11 euros y ahora creen que merece la pena esperar porque confían en Nauen y en que es difícil que el negocio de Siemens Gamesa vaya a peor", señalan fuentes bursátiles.

Las dudas del mercado

¿Que espera el mercado? Sobre todo, quiere oír de boca del CEO que la reconversión del negocio 'onshore' -de aerogeneradores terrestres- de la compañía va por el buen camino. Ahí reside el auténtico drama de la compañía, el mismo que le ha obligado a rebajar hasta tres veces este año las previsiones financieras de un grupo abocado a los números rojos en 2020. Pero lo que importa ahora es a qué velocidad puede recuperar el terreno perdido.

Por lo tanto, la compañía se enfrenta al gigantesco reto en términos bursátiles de ratificar el cambio de sentimiento del mercado hacia el valor y, por extensión, de convertirse en el gran líder del Ibex 35 en 2020. Sólo Cellnex sube más en el Ibex en lo que va de año, pero la distancia es muy corta (apenas cinco puntos porcentuales) y en teoría es mayor el potencial alcista del gigante mundial del negocio eólico. Sobre todo, por su amplio margen de mejora.

A favor de Siemens juegan una cartera de pedidos de más de 31.000 millones de euros (la compañía acaba de adjudicarse dos proyectos en América del Norte y un contrato en la India- y un amplio colchón de liquidez. Un doble perímetro de seguridad para afrontar meses inciertos y para cumplir con las expectativas del mercado, que a pesar de la subida acumulada en bolsa en los últimos meses no son precisamente pequeñas.

Los analistas que siguen el valor calculan subidas medias del 20% desde los niveles actuales. Una previsión que dependerá en gran parte de lo que ocurra en uno de los 'investor day' más esperados del año. En juego está también que Siemens Gamesa se cuele en el 'top ten', por capitalización bursátil del Ibex 35. Sólo BBVA le separa de ese lugar de privilegio pero aquí también es muy corta la diferencia, de apenas 1.000 millones de euros.

Artículos relacionados