La eléc­trica marca del grupo de rock duro está a la al­tura de Nike o Coca Cola

AC/DC o 40 años de explotación de un colegial sexagenario llamado Angus Young

El es­pe­rado nuevo disco, tras la muerte de Malcom Young, se di­lata por la pan­demia

Grupo Musical AC/DC.
Grupo Musical AC/DC.

Se acaban de con­me­morar los 40 años de la pu­bli­ca­ción de 'Back in black", el le­gen­dario disco de los AC/DC, con el que el grupo aus­tra­lia­no-­bri­tá­nico rendía luto, in­cluso en la por­tada, a su em­ble­má­tico can­tante Bon Scott, fa­lle­cido en fe­brero de 1980 en Candem, pleno centro de la mo­vida lon­di­nense. Desde en­ton­ces, Angus Young se ha con­ver­tido en el icono de la banda con su ha­bi­tual, a estas al­turas hasta ri­dículo, uni­forme co­le­gial.

Su marca, frente a las más valoradas en el mercado, espera un nuevo disco con vestigios de su hermano fallecido, Malcom Young.

Las siglas de AC/DC han dejado de ser, desde hace mucho tiempo, la indicación en los aparatos eléctricos de la corriente alterna o continua. Esa marca es el emblema de varias generaciones de más jóvenes o 'viejunos' que han disfrutado de la banda de los hermanos Young durante muchas décadas, pese a los múltiples avatares de sus componentes.

Incluso, la marca AC/DC del grupo heavy se ha situado en este tiempo a la altura de la que hayan alcanzado el reconocimiento de algunas más posteriores como Nike o tan veteranas como Coca-Cola, según fuentes de Billboard. Más de algunos llevará una camiseta de ellos, sin saber quién son. Son los tiempos modernos, como cantaba La Mode, en plena movida madrileña.

Justo en 2020 se cumple el 40 aniversario de la publicación de 'Back in black', el álbum negro hasta su portada, pero con canciones tan rompedoras como la que daba nombre al disco como la más sosegada 'You sook me all night long'. Ambas estuvieran en el Top 40 de la lista Billboard de Estados Unidos y de aquel elepé se vendieron en todo el mundo más de 50 millones de copias. Todo un récord.

El interés por esas temas de los AC/DC parece no haber decaído, tanto por nostálgicos como la sangre nueva que llega el rock duro. Según las mismas fuentes consultadas de Billboard, la canción que daba titulo al elepé acumula 632 millones de reproducciones en youtube, aunque lejos de los 764 millones que registra Thunderstrack, ya con el vocalista escocés Brian Johnson al frente de la banda.

Johnson, con su pinta de estibador escocés, fue el reemplazo del mítico Bon Scott, el vocalista que fallecía en medio de muchos excesos en pleno centro de Londres. No obstante, en los últimos tiempos el propio Brian Johnson también ha tenido impedimentos físicos, dicen que auditivos, no adictivos, por los elevados decibelios en el escenario, por lo que tuvo ser sustituido, eso sí, en silla de ruedas a causa de un percance, por el vocalista de los Guns and Roses, Axel Roses.

Todo son desgracias para los pecadores del rock duro, está visto. Todos ellos condenados al infierno, como ya cantaba Barón Rojo en su segundo elepé titulado 'Volumen Brutal'. Pero los viejos rockeros nunca mueren, mantiene Miguel Rios. Como lema no está mal pero, como el dicho, a cada uno le llega su hora.

Cifras millonarias

AC/DC, al margen de ser un grupo mítico del rock duro en todo el mundo, no deja de ser una máquina de generar un negocio millonario. Tan sólo con sus giras mundiales, la banda llega a facturar, incluso antes de moverse de su local, centenares de millones de euros.

El propio Angus Young, el explotado colegial durante cuatro décadas, evitaba entrar en cómo es el negocio de AC/DC, al acogerse al título de una de sus canciones: 'Dirty deeds done dirt cheaps", que su traducción vendría ser, más o menos, como que sucios actos se hicieron muy baratos o con sucias trampas.

Los acérrimos de AC/DC, muchos son aunque ya se han quedado sin pelo que agitar, esperan con avidez el nuevo disco del grupo, tras el fallecimiento de Malcom Young en 2017. Su publicación, con algunos acompañamientos del desaparecido guitarra, estaba prevista para el primer semestre de este año.

Según el vocalista Dee Sinider, de la banda estadounidense Twister Sister (tentado antes de la vuelta de Brian Jhonson tras sus problemas), el nuevo trabajo de los AC/DC se retrasará por la pandemia del coronavirus, según algunas fuentes cercanas al artista.

Ante la espera, habrá que reescuchar 'Rock or bust', publicado en 2014. Mientras tanto, la caja de AC/DC sigue sonando. Por corriente o por alterna, y con el colegial en pantalones cortos. "Que siga el show", como cantaban The Queen. Y el negocio también, por supuesto.

Artículos relacionados