Las agen­cias de viaje pre­paran ERTEs que afec­tarán a de­cenas de miles de tra­ba­ja­dores

Del caos parcial del turismo en el verano a la parálisis total del consumo en Navidad

Empresas ho­te­le­ras, res­tau­ra­ción y co­mercio ad­vierten de una crisis de di­men­siones apo­ca­líp­ticas

Mesa redonda sobre Turismo de Telefónica.
Mesa redonda sobre Turismo.

Las em­presas ho­te­leras y de res­tau­ra­ción y el co­mercio en ge­neral dan ya por fi­ni­qui­tado el ve­rano con grandes pér­didas y se pre­paran para un in­vierno con un diag­nós­tico tre­men­da­mente duro en cuanto al con­sumo se re­fiere. El as­censo en los con­ta­gios de la pan­demia en zonas como Madrid y el riesgo de que volver al punto de par­tida del pa­sado mes de abril hace temer una crisis eco­nó­mica de di­men­siones im­pre­vis­tas. Un hun­di­miento del gasto en Navidad será la pun­tilla para mu­chas em­presas y ne­go­cios.

La situación no puede ser más caótica para la economía del país. Las empresas que dependen del turismo están pendientes de que el Gobierno alargue los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá del 30 de septiembre -en breves días habrá acuerdo”, ha prometido la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz-, para ver si pueden aguantar sin cerrar definitivamente. Y la inseguridad que han generado los rebrotes de la pandemia ha puesto nuevamente a la ciudadanía en guardia a la hora de planificar los gastos de Navidad.

Tras el desastre del turismo en verano y de las malas perspectivas para el otoño y los meses de invierno, Viajes El Corte Inglés ha anunciado que plantea un nuevo ERTE para 4.748 trabajadores hasta el 31 de agosto de 2021, debido a que la crisis motivada por el Covid-19 está siendo muy superior a la inicialmente prevista. De las 420 delegaciones que el grupo tiene, se prevén cerrar temporalmente unas 277.

Ampliación de los ERTE

Por su parte, todas las empresas de hostelería van a devolver a la mayoría de sus plantillas a la suspensión temporal de empleo. El director general de Exceltur, José Luis Zoreda, ha pedido la ampliación “urgente” de los ERTE para todo el turismo a partir del 30 de septiembre. La entrevista que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantendrá con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se antoja crucial para atajar un problema que, de no producirse, arrastrará a todo el territorio nacional. En el turismo, se perderán este año 100.000 millones de euros y lo que es peor, se estima que 2021 puede ser mucho más duro si no se logran detener los nuevos rebrotes.

“Las perspectivas económicas en el corto y medio plazo siguen estando muy condicionadas por la evolución de la pandemia, aspecto sobre el que aún persiste una elevada incertidumbre”, señala el último informe sobre Proyecciones macroeconómicas de la economía española 2020-2022, del Banco de España.

En el documento, se recuerda que el consumo privado experimentó un retroceso muy intenso durante el periodo de vigencia del estado de alarma. Destaca precisamente la disminución del gasto en las partidas más directamente afectadas por las medidas de contención, como las relacionadas con la restauración, la hostelería y el ocio, pero también en bienes de consumo duradero, en particular, las compra de automóviles que se hundieron totalmente durante los meses del estado de alarma.

El banco emisor subraya que el retroceso de los hogares no respondió solo a las dificultades que el confinamiento impuso para la adquisición de bienes y servicios no esenciales, sino también al aumento de la incertidumbre acerca de las perspectivas económicas, que se reflejó en “un profundo descenso de la confianza de los consumidores”.

Riesgos de insolvencia empresarial

Respecto a los próximos trimestres, destaca que el devenir de los acontecimientos se verá “muy condicionado” por la intensidad que revistan los brotes de la pandemia y, por consiguiente, por la “severidad de las medidas que sea preciso introducir para contenerlas”.

La entidad que preside, Pablo Hernández de Cos, advierte igualmente de que cabe la posibilidad de que el endeudamiento en el que, como consecuencia de la caída de los ingresos provocados por la pandemia, han incurrido muchas sociedades no financieras, derive, en un futuro, en mayores niveles de insolvencia empresarial.

Todos los pronósticos apuntan a que el PIB se hundirá este año un 12,5% debido a la caída del turismo y del sector servicios. El Banco de España baraja dos escenarios. El primero, en el que contempla rebrotes en la cifra de contagios que requerirían solamente medidas de contención de ámbito limitado y que causarían alteraciones relativamente limitadas de la actividad económica que afectarían al ocio, la hostelería y el turismo. En este caso, la economía registraría un descenso del 10,5%.

Por otro lado, el segundo escenario baraja una mayor intensidad de los rebrotes de la pandemia en el corto plazo. En este caso, subraya que, si bien se asume que la contención de dichos rebrotes no llegaría a precisar de medidas de distanciamiento social tan estrictas y generalizadas como las que estuvieron en vigor antes del inicio de la desescalada, sí se contempla que dichas limitaciones, además de perjudicar con más intensidad a la actividad de servicios, también pudieran tener una incidencia directa en el grado de dinamismo de las ramas productivas. De materializarse la situación epidemiológica más desfavorable, la caída del PIB se ampliaría hasta el 12,6%.

Artículos relacionados