El be­ne­ficio cae un 57,6% tras des­tinar 505 mi­llones a pro­vi­siones ex­tra­or­di­na­rias

Goirigolzarri descarta restricciones de la CNMC a la fusión CaixaBank-Bankia

La marca Bankia des­apa­re­cerá de forma pau­la­tina a me­diados de año

José Sevilla y José Ignacio Goirigolzarri, Bankia.
José Sevilla y José Ignacio Goirigolzarri, Bankia.

El pre­si­dente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha in­di­cado que los plazos para el cierre mer­cantil de su fu­sión con CaixaBank van según lo es­pe­rado y se ha mos­trado con­fiado en que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no im­ponga res­tric­ciones a la ope­ra­ción de in­te­gra­ción. En cam­bio, ha evi­tado en­trar en de­ta­lles sobre la nueva or­ga­ni­za­ción de la en­tidad re­sul­tante y mucho menos pro­nun­ciarse sobre al­gunos di­rec­ti­vos, como el con­se­jero de­le­gado José Sevilla.

Felices, satisfechos y hasta emocionados. Así se han mostrado los dos máximos ejecutivos de Bankia durante la última presentación de resultados de la entidad, en este caso anuales y que les sitúa en una buena posición para afrontar la integración en CaixaBank en cuanto obtengan en este trimestre de 2021 las autorizaciones pertinentes.

Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, ha indicado que todos los trámites van "en plazo" y se ha mostrado casi convencido de que la CNMC no vaya a imponer límites a la operación, ya que la cuota de mercado de la nueva CaixaBank en torno al 25% no supone una menor competencia en el sector bancario español.

Eso sí, Goirigolzarri ya advertía, incluso antes de que preguntaran los medios de comunicación, que no iba a entrar en consideraciones de organización ni en el futuro de algunos directivos, como es el caso de su consejero delegado, José Sevilla. "No tenemos cerrada la organización", ha precisado.

Tampoco ha entrado en cuantificar las reducciones de red y de plantilla una vez que esté autorizada la fusión, aunque el que será presidente de la nueva CaixaBank sí ha adelantado que, desde que se obtengan todas las autorizaciones, se iniciara el cambio de marca por lo que la de Bankia casi desaparecerá a mediados de este año, sobre el verano.

Tanto Goirigolzarri como Sevilla han minimizado el efecto de los clientes que se puedan perder por esta operación y han puesto como ejemplo con la integración de BMN en Bankia no hubo pérdidas e incluso lograron incrementar la base de clientela que tenían con anterioridad.

Objetivos cumplidos

Bankia ha cerrado su último ejercicio como entidad independiente con los objetivos de su plan estratégico cumplidos y con un beneficio de 230 millones, un 57,6% menos, que supera las previsiones del mercado. Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, destaca que el pasado ejercicio ha sido muy positivo en cuanto al negocio, con crecimientos en créditos a empresas, hipotecas y fondos de inversión. Además, el grupo ha sido capaz de generar capital hasta situar la ratio CET 1 fully loaded en el 16,17%.

Satisfacción en Bankia con el cierre del ejercicio de 2020, extremadamente complejo por la pandemia que ha llevado al banco a provisionar de manera extraordinaria 505 millones de euros que se suman a los 576 millones ordinarios de créditos y extraordinarios. Los menos resultados por operaciones financieras (ROF) y estas provisiones reducen el beneficio un 57,6% hasta los 230 millones de euros.

Este resultado supera a las previsiones de los mercados, mientras que el beneficio antes de impuestos sin extraordinarios creció un 8%. "Pese a todas las dificultades y a que los tipos de interés han ahondado en terreno negativo, Bankia ha cerrado un ejercicio muy positivo en términos de negocio", destaca su presidente José Ignacio Goirigolzarri mediante un comunicado.

Las formalizaciones de hipotecas han alcanzado los 3.348 millones de euros en el año, un 14,3% más que en 2019, gracias sobre todo al último trimestre del ejercicio. La cuota de mercado en fondos de inversión sube hasta el 7,51%, mientras que las captaciones netas ascienden a 1.328 millones de euros, "el mejor comportamiento de los grandes bancos españoles", afirman desde el banco.

El crédito a empresas ha cerrado el pasado año con un saldo de 42.600 millones de euros, un 17% más. El consejero delegado, José Sevilla, añade que han concedido a autónomos, pymes y empresas cerca de 11.000 millones de euros en créditos ICO y se han formalizado 49.000 moratorias hipotecarias y más de 61.500 moratorias en préstamos al consumo.

Exceso de capital

Bankia ha mostrado su capacidad de generar capital de manera orgánica hasta alcanzar una ratio CET 1 fully loaded del 16,17% con las medidas de flexibilización de los reguladores. Sin ellas, la ratio estaría en el 15,48%.

El exceso de capital acumulado, incluyendo los dividendos pagados, se ha situado en los 2.934 millones de euros, por lo que se ha superado el objetivo comprometido en el plan estratégico 2018-2020.

"Gracias al esfuerzo y rigor de todos los profesionales del banco, hemos cumplido los objetivos de crecimiento de cuota de mercado que nos habíamos planteado para el año 2020 en el plan estratégico", subraya Goirigolzarri que ha recordado que el pasado ejercicio "se ha convertido en el año de la culminación del proyecto de Bankia como entidad independiente".

El que será presidente de la nueva CaixaBank ha tenido también una mirada más hacia el pasado para encarar el futuro. "Todo el equipo de Bankia ha tenido que afrontar enormes retos de gestión durante estos diez últimos años, que se han materializado en importante éxitos y han hecho posible que estemos finalizando una etapa francamente magnífica".

Según Goirigolzarri, "todo ello nos sitúa en una posición extraordinaria de cara a la integración con CaixaBank y estoy convencido de que juntos tenemos un futuro enormemente ilusionante y prometedor".

El consejero delegado, José Sevilla, ha destacado la mayor fortaleza de balance, al reducir los activos improductivos netos en el 2,98% y cómo ha mejorado la tasa de morosidad hasta el 4,7%, algo por debajo del 5% en el que estaba en 2019.

No obstante, para Sevilla "lo más importante del año ha sido el apoyo que hemos dado a nuestros clientes en un año tan difícil". José Sevilla ya no será consejero delegado en la entidad resultante, puesto que ocupará el actual consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar.

Artículos relacionados