Mientras el ruso Putin va ce­rrando poco a poco el grifo del gas na­tural

El riesgo de apagones, el gran quebradero de cabeza en Europa y Estados Unidos

La transición hacia una eco­nomía verde sin com­bus­ti­bles fó­siles ame­naza sem­brar de cortes de fluido eléc­trico

Energías renovables
Energías renovables

El viento y la energía solar no son su­fi­cientes para abas­tecer la de­manda de energía eléc­trica. Existe un ele­vado riesgo de que la transición hacia la de­no­mi­nada eco­nomía verde pueda des­en­ca­denar efectos in­de­sea­dos. La sus­ti­tu­ción del car­bón, el pe­tró­leo, la energía hi­dro­eléc­trica o la nu­clear se en­frenta a una po­sible oleada de apa­gones en mu­chos países eu­ro­peos. Estados Unidos ob­serva con aten­ción lo que está ocu­rriendo en Europa. La es­casez de energía y la subida dis­pa­ra­tada de los pre­cios man­tiene en vilo a ambos con­ti­nen­tes.

“La demanda mundial de energía está creciendo mucho más rápido de lo que las energías renovables pueden entrar en funcionamiento, lo que significa que se necesitará petróleo, gas natural, carbón limpio y energía nuclear tanto si las energías renovables crecen como si no”, asegura el gurú James Rickards en DailyReckoning.com.

Este abogado, economista y banquero de inversión que se hizo célebre por ser el principal negociador en el rescate del Long Term Capital Managment (LTCM) por parte de la Reserva Federal exhibe su negacionismo en cuanto a las teorías del calentamiento global y la necesidad de sustitución de los combustibles fósiles por energías limpias.

Viento y energía

Y advierte que el viento y la energía solar no son suficientes, porque el primero no sopla de continuo, en tanto los paneles requieren luz continua. “Una red no puede funcionar con fuentes intermitentes; necesita fuentes continuas de energía que solo provienen del petróleo, el gas, el carbón y la energía nuclear”.

El ex banquero de Wall Street alerta de que China se está quedando sin carbón, lo que ha arrojado al país en los brazos de Australia, como suministrador. Este mismo problema ha conducido a Alemania a encomendarse al gas ruso. Mientras tanto, “Putin está cerrando lentamente los grifos para aumentar la desesperación de Europa”.

Dos centrales que aportan el 40% de la energía en Líbano han tenido que cerrar. “No hay electricidad y probablemente no la habrá en varios días”. Rickards señala que mientras China y Europa cierran fábricas para conservar la electricidad para los hogares, “muchos morirán este invierno a medida que se extienden los cortes de energía y fallan los sistemas de calefacción”.

“En Gran Bretaña, las reservas de electricidad podrían caer hasta un 4% de la demanda, con apagones este invierno casi inevitables, y las estaciones de servicio siguen vacías. La escasez de carbón “sin precedentes” en India ha llevado a los funcionarios a advertir sobre cortes de energía inminentes, porque las plantas de carbón, que normalmente tienen reservas de 15 a 30 días y dan energía a la mayor parte del país, ahora tienen suficiente combustible para dos días o menos”, alerta Jason Issacc, en The Epoch Times.

Artículos relacionados