Monitor del Seguro

Todavía no ha cu­bierto el te­rreno per­dido, pero las primas crecen a buen ritmo

El seguro cierra poco a poco la brecha de la pandemia

El se­guro de Autos sigue sin le­vantar ca­beza: las primas re­tro­ceden un 0,87%

Sede de ICEA
Sede de ICEA

El se­guro llega a la recta final del año cre­ciendo a buen ritmo. Mucho mejor que en 2020, cuando en sep­tiembre las primas caían un 10,82%; pero tam­bién mejor que en 2019, el año antes de la pan­de­mia, cuando la fac­tu­ra­ción en el tercer tri­mestre del año avan­zaba un es­caso 0,23%. En 2021, los in­gresos de las ase­gu­ra­doras por la venta de pó­lizas a cierre de sep­tiembre se si­tuaron en 44.890 mi­llones de eu­ros, un 4,10% más que un año atrás, según los datos pro­vi­sio­nales de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA) y Unespa.

Eso sí, el negocio es todavía un 7,39% inferior en relación al de los primeros nueve meses de 2019, el ejercicio pre pandemia.

Poco a poco. Según comenta Unespa, “el seguro da señales de recuperación tras la irrupción de la pandemia de COVID-19 en España y las medidas adoptadas para contenerla, pero todavía no ha cubierto todo el terreno perdido”. Además, también hay que destacar que esa recuperación se ha desacelerado algo en el tercer trimestre, ya que en el mes de junio el negocio crecía a un ritmo mayor, un 5,48%.

De los ingresos logrados hasta el tercer trimestre, 28.423 millones correspondieron al ramo de No Vida y los 16.466 millones restantes al de Vida. Comenzamos el análisis por los primeros, que avanzan un 3,17% en tasa interanual. Más que en el mismo periodo de 2020 (0,65%) y de 2019 (2,90%). No todos los ramos están empujando lo mismo, de hecho no todos están empujando.

Autos sigue a la baja. La facturación recaudada por este grupo de seguros descendió en lo que va de año (hasta septiembre) un 0,87%. Este ramo no levanta cabeza desde 2019. Acabó ese año con un avance del 1,52%, y desde entonces ningún trimestre ha logrado revertir la tendencia negativa. De hecho, desde esa fecha hasta septiembre de 2021, el negocio se ha reducido casi un 27%.

Frente a esta evolución, los ramos de Multirriesgo, Salud y los ligados a la actividad empresarial son los que muestran un mayor dinamismo. El primero es el que ha exhibido la mejor evolución, está creciendo a un ritmo del 5,19%. Todos los tipos de pólizas Mutirriesgo avanzan satisfactoriamente, pero destacan sobre todo los de Industria (14,57%) y de Hogar (7,59%).

Salud, con buena saludad

También Salud crece por encima del 5% (5,04%), un ramo que ha ido a más trimestre a trimestre. En marzo crecía un 3,94% y en junio un 4,79%. Los motores de este grupo de pólizas son los seguros de Asistencia Sanitaria (10,33%) y Reembolso (8,09%), mientras que la facturación por la venta de productos de la modalidad de subsidio se redujo un 0,81%.

Por último, los seguros Diversos, que agrupan protecciones ligadas a la actividad empresarial, aumentan un 4,54% en el último año en primas “y es fiel reflejo de la gradual recuperación económica”, según explican desde Unespa.

En cuanto al negocio de Vida, reflejada en los ingresos por primas, estas aumentan un 5,74% en términos interanuales. Este ramo va recuperando poco a poco el tono tras acabar 2020 con un descenso del 20,66%. En marzo la caída era ya solo del 3,24%, y en junio la tendencia se dio la vuelva: las primas crecían a mitad de año a un ritmo del 9,21%. No obstante, si se compara con los datos de 2019, la caída es todavía del 21,77%. El volumen del ahorro gestionado se mantiene. Las provisiones técnicas se situaron en 193.195 millones de euros.

Artículos relacionados