KPMG en España reivindica el papel de las empresas familiares en la transformación sostenible

KPMG
KPMG

KPMG en España ha reivindicado el papel de las empresas familiares en la transformación sostenible durante el XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que tiene lugar en Pamplona entre el 24 y el 26 de octubre.

Durante el acto que ha sido inaugurado por Felipe VI, el presidente de la firma en España, Juanjo Cano, ha señalado además la necesidad de efectuar un cambio de perspectiva, ya que esta transformación debería abordarse como un proceso, con implicaciones en los modelos de negocio y operativos, así como en las cadenas de valor. Un proceso que exige objetivos y acciones específicos y medibles para evaluar los avances.

Cano ha querido dejar claro que las cuestiones relacionadas con el ámbito ESG ocupan un lugar prioritario y ha puesto énfasis en que la agenda verde se ha integrado en el debate público y en la estrategia de las empresas, pero que aún queda mucho por hacer.

En este sentido, ha recordado el reciente análisis realizado por la firma donde queda de manifiesto que sólo 17 de las 125 empresas del mercado continuo español tienen planes para alcanzar la neutralidad en carbono antes de 2050. Y de ellas, solo siete han respaldado este compromiso con un plan de transición público. Por ello, también apuntó que el reto y la oportunidad que hay por delante es "colosal".

Dentro de la estrategia ESG, también ha destacado el compromiso social. En su opinión, y aunque es cierto que las previsiones de los principales organismos económicos apuntan a una recuperación robusta, "también lo es que no habrá recuperación ni crecimiento si la prosperidad no alcanza a todos. La desigualdad y el cambio climático constituyen a mi modo de ver los dos principales problemas de nuestro tiempo".

En este punto ha parafraseado a Colin Mayer, miembro de la prestigiosa Academia Británica y exdecano de la escuela de negocios de la Universidad de Oxford, quien asegura que la prueba de verificación de las empresas con propósito es que se dediquen de manera rentable a resolver los problemas de las personas y del planeta, en lugar de crear problemas a las personas y al planeta.

"Las compañías tenemos esta responsabilidad. Y las empresas familiares asumís esa responsabilidad no como una obligación moral, sino como parte de vuestra cultura. Como soléis decir: el prestigio de la compañía es el prestigio de la familia", ha sentenciado.

También ha apuntado que el buen gobierno es fundamental para garantizar que los valores de las compañías trascienden a toda la organización y, en el caso concreto de las empresas familiares, garantiza la permanencia del legado a través de las generaciones. En este sentido, apuntó que corresponde a los consejos de administración la responsabilidad de anticiparse a la normativa y ser más transparentes en la comunicación y el efecto de sus decisiones.

APOSTANDO POR EL TALENTO Cano también ha querido dedicar una parte de su intervención al talento, que "se ha convertido en principal valor diferencial entre las compañías".

Ha destacado que KPMG está formado por más de 4.500 profesionales, edad media menos de 30 años, 45 nacionalidades, casi la mitad mujeres y donde se la oportunidad de que comenzando muy jóvenes, desde abajo, puedan desarrollar su carrera muchos años, como ha sido su propio caso.

"Y, pese a que una de nuestras máximas es la retención del talento, cuando muchos de ellos pasan a formar parte de otras compañías, sentimos satisfacción al saber que aplican lo que han aprendido con nosotros (valores, trabajo en equipo, capacidad de esfuerzo y compromiso, conocimiento técnico...) y contribuyen así a la profesionalización y la mejora de las capacidades directivas de estas empresas", ha afirmado.

Cano también ha destacado que el propósito y los valores deben ser la base que sustente el crecimiento de las empresas familiares. "De hecho, como máximo directivo de KPMG en España comparto con vosotros un objetivo: dejar como legado al final de mi mandato una firma mejor apoyándome en nuestro propósito y valores", ha afirmado antes de añadir que "nos enfrentamos a retos de gran envergadura que van a cambiar nuestro día a día como ciudadanos y como empresarios".

Artículos relacionados