Los in­ver­sores dan un es­pal­da­razo al sector con altos ni­veles de so­bre­de­manda

La banca mediana emite a precios muy competitivos en plena ventana de liquidez

Sabadell y Unicaja co­locan más deuda per­petua para des­cartar pro­blemas de ca­pital

César González-Bueno, CEO Sabadell.
César González-Bueno, CEO Sabadell.

Los bancos me­dianos es­pañoles se han puesto manos a la obra en este tramo final de 2021 para elevar de forma pre­ven­tiva sus ni­veles de ca­pital en un mer­cado de deuda abierto de par en par. Banco Sabadell y Unicaja han co­lo­cado con­jun­ta­mente 1.250 mi­llones de euros en deuda per­petua a pre­cios muy com­pe­ti­ti­vos. Pero lo más sig­ni­fi­ca­tivo es que la so­bre­de­manda ha sido de cuatro y cinco veces res­pec­ti­va­mente.

Por lo tanto, hay mucho mercado para la banca doméstica. Como es lógico, los precios de colocación se han quedado lejos de los consiguieron los grandes gigantes Santander y CaixaBank en sus colocaciones de deuda perpetua de septiembre, pero en cualquier caso son más que satisfactorios. Con los últimos movimientos, el sector aleja la posibilidad de cualquier déficit de capital si el Banco Central Europeo (BCE) decide subir el listón.

Tanto Sabadell como Unicaja forman parte del grupo de bancos españoles -junto a otros domésticos como Ibercaja, Cajamar o Abanca- sobre los que el BCE podría introducir modificaciones en las recomendaciones de capital. Y no han querido dejar nada para el último momento: los 750 millones de euros captados por el banco catalán y los 500 de la entidad andaluza deja a ambas entidades en una posición confortable.

Apenas unos días después de la presentación de unos resultados del tercer trimestre en el que los márgenes han sufrido y el grupo han anunciado una mejora en las sinergias esperadas -la entidad sigue negociando el ERE de alrededor del 15% de la plantilla-, Unicaja ha colocado con máxima facilidad 500 millones de euros en en deuda perpetua AT1 al 4,875%, un nivel muy inferior al 5% desde el que partía la operación.

Aunque la demanda ha sido de más de 2.700 millones de euros, la entidad andaluza ha resistido la tentación de ampliar el importe de la operación. Con los 500 millones obtenidos cumple de sobra con sus objetivos y deja a los inversores con ganas de más si es necesario volver al mercado. "Hay apetito por la banca española tras una temporada de resultados sin sorpresas negativas que ha cumplido con el guión", señalan fuentes de mercado.

Colocación de 750 millones del Sabadell

En el caso de la entidad que dirige como CEO César González-Bueno, el pasado lunes colocó 750 millones de euros en 'cocos' al 5%, desde un precio de partida del 5,5%. La entidad catalana nunca había conseguido un precio tan atractivo en las emisiones de AT1 que había realizado hasta ahora. El banco también está sacando partido a la recuperación de la confianza del mercado desde que César González-Bueno tomó las riendas de la entidad.

"Creo que vamos a ver más operaciones hasta fin de año. El sector tiene las alforjas bien cargadas, pero en un mercado muy amable a nadie le amarga el dulce de colocar barato y fácil. Muchos bancos, tanto españoles como europeos, tienen la oportunidad de acudir ahora al mercado y refinanciar 'cocos' con intereses más altos. Y todo hace indicar que la ventana de liquidez seguirá abierta en lo que queda de 2021", señalan desde el sector.

El año ha sido prolijo en colocaciones. Santander vendió 1.000 millones de euros en 'cocos' en septiembre al 3,62% -y otros 1.500 millones en mayo-, un precio muy similar al que consiguió CaixaBank. Emisiones en precios mínimos históricos para los bancos del sur de Europa, que no están dejando pasar la oportunidad de reforzarse a la espera de las directrices que el BCE pondrá sobre la mesa a final de año.

Artículos relacionados