BOLSA

Merlin busca salir del ostracismo

La agi­ta­ción pro­vo­cada por las in­ten­ciones de Neinor Homes de ab­sorber a Vía Célere ha acen­tuado el in­terés del mer­cado hacia el sector in­mo­bi­lia­rio. En este sen­tido, existía es­pe­cial in­terés por los re­sul­tados del tercer tri­mestre de Merlin Propertis, prin­cipal com­pañía del sector en el mer­cado es­pañol. Números má­gicos como si vi­nieran de la corte del Rey Arturo.

Y desde luego que no ha decepcionado, manteniendo una línea ascendente que ha superado con las expectativas del mercado. El grupo ha cerrado sus cuentas a septiembre con un beneficio neto de 254 millones de euros, lo que ha supuesto multiplicar por más de dos sus ganancias de un año antes.

Una solidez en las cuentas asentadas en la normalización del negocio tras el impacto de la pandemia que ha permitido elevar sus ingresos por rentas con un incremento de su nivel de ocupación en todos sus inmuebles.

La facturación de la socimi especializada en los segmentos de oficinas, logística y centros comerciales ha superado los 381 millones de euros, un 1% menos, mientras que su resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha elevado a 277,4 millones, un 0,6% más, mostrando ambos indicadores cierta estabilidad respecto al año 2020.

Cifras que vienen a confirmar la solidez de su balance con una liquidez de 1.692 millones de euros y una deuda financiera neta es de 5.324 millones de euros. Esta mejora operativa en todos los activos y las buenas expectativas para final de año se verán ratificadas con la distribución de un nuevo dividendo.

Ante esta recuperación de la actividad, el consejo de administración ha acordado el reparto inmediato de un dividendo a cuenta de 0,15 euros por acción con cargo al ejercicio 2021. Este se complementará tras la decisión de reparto definitivo que adopte la junta general de accionistas, con el objetivo de una retribución total al accionista para el ejercicio 2021 de 0,40 euros por acción

Aunque estos resultados no pueden calificar como sorprendentes, el mercado los ha recogido con satisfacción al poner al grupo en el camino correcto para alcanzar sus objetivos de principios de año de un beneficio mínimo operativo mínimo de 56 céntimos por acción. No se descartan incluso posibles operaciones corporativas para acompañar a su crecimiento orgánico.

Según los analistas puede ser el momento propicio para su despegue. Las acciones de Merlin Propertis suben cerca de un 30% en el acumulado del año, pero desde mayo se encuentran atascadas en una estrecha franja lateral entre los 9 y los 10 euros. La superación y consolidación de este techo a corto plazo podría despejar el camino para alcanzar de nuevo los 12 euros por acción, niveles precios a la pandemia.

Artículos relacionados