LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa no está para nuevas cepas

El pá­nico se ha desatado en todos mer­cados fi­nan­cieros a raíz de la apa­ri­ción en Sudáfrica de una nueva cepa de la covid más re­sis­tente y con­ta­giosa en medio de la sexta ola en Europa. El Ibex 35 no ha sido menos y se ha des­plo­mado un 4% en el acu­mu­lado de las cinco úl­timas se­sio­nes. El se­lec­tivo va ca­mino de ce­rrar el mes con un des­censo su­pe­rior al 7% tras buscar so­porte en los 8.400 pun­tos, cerca de perder im­por­tantes lí­neas de so­porte.

El alto riesgo a un nuevo confinamiento mundial o a las restricciones de la movilidad ha forzado a los inversores a deshacer posiciones con la máxima celeridad para intentar capear el temporal desde posiciones de liquidez. La peor parte se la han llevado los valores ligados al turismo ante las medidas de restricción para contener el virus, pero el resto de sectores no se ha librado de la quema.

Entre ellos la banca, que ha caído a plomo. El posible retraso en el proceso de retiradas de las medidas de estímulo y el alejamiento de las posibles subidas de tipos por parte de los bancos centrales vuelven a colocar ante su peor pesadilla.

Incluso el precio del petróleo ha registrado caídas superiores al 11% como consecuencia de la previsible caída de la demanda en caso de nuevos confinamientos a lo largo y ancho del mundo.

Un panorama que ha hecho saltar por los aires las estrategias de los grandes operadores para este último tramo del año, arrastrando consigo al conjunto del mercado en medio de un creciente sentimiento de pesimismo.

Cerrar por encima de los 9.000 puntos de Ibex y con una rentabilidad del 10% al final del ejercicio parece ya casi imposible y como mucho habrá que conformarse, si hay suerte, con no perder los niveles de soporte en torno a los 8.400 puntos. De ser así, se perdería cualquier atisbo de acabar el año en positivo.

Calendario semanal de bolsa

Los indicadores de actividad e inflación marcarán el pulso en esta próxima semana de transición entre el mes de noviembre y de diciembre. A ellos se sumará también el informe de empleo en Estados Unidos, lo que augura unas próximas sesiones muy intensas.

Este lunes los inversores deberán estar atentos a la producción industrial en China, las ventas al por menor y el IPC de Alemania, el IPC de España (especialmente importante pues define el cálculo de las subidas de las pensiones para el próximo año), la confianza consumidora y el sentimiento económico de la zona euro y las casas pendientes de venta en Estados Unidos.

El martes, última sesión del mes, se espera también una importante batería de cifras macroeconómicas. Destacan la producción industrial de Japón, el PMI de China, las ventas al por menor en España, el paro de Alemania, el IPC de la zona euro, así como el Chicago PMI y la confianza consumidora en Estados Unidos.

La primera sesión de diciembre, el miércoles, vendrá marcada por los indicadores de actividad PMI en medio mundo, así como los gastos de construcción al otro lado del Atlántico.

La agenda financiera internacional del jueves se presenta algo más tranquila con la tasa de paro y los precios de producción en la zona euro,

La semana se cerrará el viernes con los datos de actividad del PMI del sector servicios en las principales economías mundiales, así como con los pedidos de bienes duraderos y el informe de empleo en Estados Unidos.

Artículos relacionados