El mer­cado agra­dece la re­cu­pe­ra­ción del Banco Sabadell y su nuevo ím­petu

Santander da la nota en el tercer trimestre por su rentabilidad

CaixaBank hace valer su fu­sión con Bankia y su­pera con creces un pe­riodo muy di­fícil

Bancos en Bolsa.
Bancos en Bolsa.

Una de las prin­ci­pales con­clu­siones en los re­sul­tados de los cinco bancos del Ibex 35 es que el es­ce­nario para el ne­gocio ban­cario ha cam­biado a me­jor. Los be­ne­fi­cios de Santander, CaixaBank, Sabadell, BBVA y Bankinter han al­can­zado los 15.582 mi­llones de eu­ros, casi un 49% más frente a los 10.467 mi­llones de euros de 2019, cuando to­davía es­taba in­cluida Bankia. Quizá ha sido ne­ce­sario un pe­queño ajuste para jus­ti­ficar la vuelta a los di­vi­den­dos.

También se ha observado una importante reducción de las provisiones después del intenso incremento durante 2020 con el fin de afrontar un panorama económico adverso y un posible aumento de los impagos. El lobo finalmente no ha sido tan fiero como se temía y se ha vuelto a la senda bajista marcada en prepandemia cuando la tasa de morosidad cayó en 2019 por debajo del 5% por primera vez en casi una década.

Un sustancial alivio para el sector que, con todo, sigue apostando por la prudencia todavía en un entorno de bajos tipos de interés poco favorable y a la espera de comprobar cómo se va recuperando la economía en un momento de altas presiones inflacionistas. Todo ello apuntalado por un intenso proceso de digitalización, reducción de plantilla y una red de oficinas adecuada a los tiempos actuales

A la cabeza de la rentabilidad se ha situado el Santander con un beneficio neto de 5.849 millones de euros, frente a las pérdidas históricas de más de 9.000 millones de euros a septiembre de 2020 por la actualización de fondos de comercio, y un Rote del 12,6%.

La mejora del escenario macroeconómico permite ser optimistas con vistas a liberar entre 700 y 1.000 millones de euros en provisiones a partir del cuarto trimestre. Eso supondría un importante salto cualitativo de su rentabilidad.

Por detrás ha quedado Caixabank con un beneficio de 4.800 millones de euros gracias a la aportación de Bankia, adquirida a finales de 2020. Sin los extraordinarios de la fusión, las ganancias hubieran superado ligeramente los 2.000 millones de euros gracia a una intensa actividad comercial y las menores dotaciones. En los nueve primeros meses de 2019, Caixabank ganó 1.266 millones de euros por los 575 millones de euros de Bankia, por lo que la suma de las partes apunta un notable crecimiento.

BBVA, por su parte, obtuvo un beneficio de 3.311 millones de euros al cierre del tercer trimestre frente a las pérdidas de 15 millones de euros en igual período del año pasado. En su caso, sus cuentas todavía no han superado el nivel pre pandemia cuando ganó 3.667 millones de euros a septiembre de 2019.

En cualquier caso, la entidad se ha mostrado muy esperanzada con la evolución de los resultados ante la mejoría de la situación económica, aunque sigue optando por la prudencia y prefiere no liberar provisiones de momento a la espera de comprobar cómo evoluciona el comportamiento de los créditos avalados por el ICO. La entidad ha anunciado su intención de poner en marcha un programa de recompra de acciones de un máximo de 3.500 millones de euros y hasta un 10% del capital que ha entusiasmado al mercado.

Algo más atrás se ha situado Bankinter. El beneficio de la entidad naranja se ha elevado por encima de los 1.250 millones de euros en los nueve primeros meses del año gracias a los extraordinarios. La salida a Bolsa de su filial aseguradora Línea Directa a finales de abril le han aportado unas plusvalías de algo más de 895 millones de euros después de impuestos.

Eliminando esta cifra extraordinaria, el beneficio recurrente del grupo se situaría en 354,9 millones de euros, un 61,3% superior al tercer trimestre de 2020, e incluye los 4 meses de ingresos generados por Línea Directa mientras estuvo en el perímetro del banco. En su caso se mantiene todavía muy por debajo de los niveles previos a la covid, a pesar de superar el consenso del mercado. En los nueve primeros meses de 2019, Bankinter obtuvo un beneficio acumulado de 444 millones de euros.

El Banco Sabadell también ha superado con holgura las expectativas del consenso de mercado. La entidad ha ganado 370 millones de euros, un 82,4% más que le permiten ser optimistas de cara a superar los objetivos fijados en su plan estratégico.

Actividad fuerte del Sabadell

Una cifra apoyada en una intensa actividad comercial y en la positiva aportación de TSB. Tras años complicados por el proceso de absorción y reestructuración, la filial británica ha aportado 82 millones de euros al grupo frente a las pérdidas de 155 millones en 2020. Este giro ha permitido a la entidad replantearse su intención de venderla y ahora no parece dispuesta ni a plantearse posibles ofertas.

Para el mercado, el gran vencedor en estos resultados trimestrales ha sido el BBVA, cuya capitalización después de anunciar sus cuentas se ha disparado en más de 4.400 millones de euros, hasta los 41.867 millones al pasar de 5,6 a 6,27 euros por acción nada más anunciar sus cuentas.

Artículos relacionados