Los grandes fondos man­tienen los pre­cios del sector en plena co­rrec­ción en el par­quet

El ladrillo cotizado hace una exhibición de fuerza frente al reto regulatorio y bursátil

El mer­cado apuesta por una ex­ten­sión de la re­cu­pe­ra­ción de la vi­vienda y las rentas

Vivienda
Vivienda

Si la con­fianza en el sector in­mo­bi­liario se mide tam­bién por el es­tado de salud de sus grandes em­presas co­ti­za­das, se puede llegar a la con­clu­sión de que está en un mo­mento in­me­jo­ra­ble. Tanto las pro­mo­toras como las so­cimi de mayor valor en bolsa están aguan­tando a pie firme los em­bates re­gu­la­to­rios y la tor­menta ge­neral desatada por la apa­ri­ción de nuevas va­riantes del co­ro­na­vi­rus. Todo un ejemplo de re­si­lien­cia.

Hace poco más de un mes, el Gobierno aprobaba una Ley de Vivienda polémica que provocó una indignación nada disimulada en el sector. Bajadas de precios a la fuerza a los grandes propietarios de vivienda, obligaciones de reservar hasta un 30% de las nuevas promociones a vivienda de protección oficial, congelación de rentas a los actuales inquilinos, recargos de hasta el 150% en el IBI de las viviendas desocupadas...

Sin embargo, el impacto en términos bursátiles ha sido mínimo. "Ninguna gran casa de análisis ha cambiado su percepción o su consejo sobre el sector. Y los inversores no sólo no están reduciendo exposición en el inmobiliario español, sino que en algunos casos la están aumentado. En general, los resultados del tercer trimestre han sido buenos y en varios casos con sorpresas positivas en el dividendo", señalan fuentes del sector.

Efectivamente, la mayoría de las cotizaciones de las grandes inmobiliarias o no se han movido o han subido ligeramente en las últimas semanas. En la última, han aguantado sorprendentemente bien el aluvión de ventas que el pasado viernes se llevó el 5% del valor de la bolsa española. Un desplome muy similar al del último mes, en el que el sector ha tenido que lidiar con el peso de las medidas de la Ley de Vivienda.

Superar soportes previos

Sin embargo, las inmobiliarias cotizadas han conseguido mantener los soporte previos sin ninguna dificultad con alguna excepción como Lar que, en su condición de gran especialista en centros comerciales, ha pagado mucho más que el resto el temor a nuevas restricciones generadas por el recrudecimiento de la pandemia. En conjunto, el mercado está cotizando muy al alza la bonanza en un sector inmobiliario muy caliente.

Especialmente en el segmento de la promoción, donde todos los astros están alineados para favorecer la continuidad de un mercado alcista: alta demanda de vivienda nueva, hipotecas a los precios más bajos de historia tanto a tipo fijo como a tipo variable y mucho ahorro disponible en manos de las familias más solventes. Un trío de ases al que se encomiendan los inversores en un sector muy rentable este año.

A pesar de que han corrido ríos de tinta sobre la posible modificación de las ventajas fiscales de las socimis, Merlín Properties está subiendo más de un 30% en bolsa y Colonial, que lo hizo mejor el año pasado, está avanzado un 5%. Y las promotoras también ganan terreno en bloque, con Metrovacesa y Aedas subiendo más del 20%. Son muchos los gestores que creen que su recorrido alcista en bolsa no ha terminado.

"Puede que haga falta un cierto descanso en los precios de las inmobiliarias que más han subido, pero lo que sí tengo muy claro es que no es momento de vender. Y en eso están los gestores, que la semana pasada aguantaron a pie firme una de las mayores oleadas de ventas en bolsa de los últimos tiempos", señalan fuentes financieras que recuerdan que los precios no están en absoluto caros.

Ni los precios están caros ni tan poco está alto el índice del miedo. Los expertos creen que la Ley de Vivienda tendrá un impacto limitado porque su aplicación depende de los ayuntamientos y las comunidades autónomas, y por lo tanto será desigual. Y también porque el proceso de tramitación será largo y, por lo tanto, pueden pasar muchas cosas por el camino. De momento, el sector inmobiliario sigue jugando con cartas ganadoras en bolsa.

Artículos relacionados