Los su­per­vi­sores se ven su­pe­rados por unas redes so­ciales re­con­ver­tidas en ti­bu­rones

El caso GameStop equipara a bajistas y alcistas en la batalla de los especuladores

Los pe­queños va­lores son pro­pensos a la más burda ma­ni­pu­la­ción de mer­cado

Gamestop.
Gamestop.

¿Se ima­ginan a los or­ga­nismos su­per­vi­sores de las bolsas mun­diales sus­pen­diendo de forma coor­di­nada las po­si­ciones largas o al­cistas en bolsa ante la des­afo­rada pre­sión de in­ver­sores desapren­sivos que hacen subir de forma or­ga­ni­zada los pre­cios de un valor en bolsa? Eso, que su­pon­dría matar de facto el mer­cado, es exac­ta­mente lo que pasó en Europa con las po­si­ciones cortas o ba­jistas en 2011 o en 2020, cuando más azo­taban la gran crisis fi­nan­ciera y la del Covid-19 en los grandes ín­dices del con­ti­nente.

Incluso, en nuestro país fueron suspendidas en un valor concreto, Liberbank, cuando en 2017 se identificó a la entidad como la siguiente víctima después de la resolución de Banco Popular, que redujo el valor del banco a cero antes de su compra por parte de Santander. Nadie se echó las manos a la cabeza en ningún caso porque había que defender a las empresas de los terribles 'hedge fund' que aprovechaban la debilidad de las empresas para reventar sus precios en bolsa.

Entonces se acusaba a los Marshall Wace, AQR o Bridgewater de manipular los precios a placer aprovechando que el barco se hundía. Pero resulta que una nueva generación de foreros (que los ha habido siempre y siempre han especulado en los llamados 'chicharros' o valores muy pequeños) han descubierto de la mano del 'caso GameStop', que especular al alza es muy rentable en valores sin liquidez. Si se les hace subir rápidamente, se obligará a los bajistas a cerrar posiciones a toda velocidad.

Y el efecto será que la subida se multiplicará por dos o por 10 o por 100, porque los 'hedge' tienen que recomprar las acciones para devolverlas a los legítimos propietarios que se las prestaron. Ahora (como se ha visto con Tubacex en el mercado continuo) tan presuntos especuladores y manipuladores son los que compran en bolsa como los que venden los títulos que le fueron cedidos para apostar por una caída en bolsa. La patata caliente en manos de los supervisores es de enormes proporciones. ¿Quién le pone puertas al mar?

"Se están creando situaciones paradójicas. Varios inversores se unen para comprar acciones de una empresa y defenderla de uno, dos o tres 'hedge' que apuestan en su contra. Hasta ahí bien. Pero el problema es que hacen subir los precios de forma desbocada hasta niveles injustificables porque la realidad es que no hay nada que sostenga esas subidas bestiales. Y no se dan cuenta de que se lo están poniendo a placer a otros 'hedge' que no están pillados ahora en esos valores y se van a limitar a esperar a que baje la marea", señalan en fuentes financieras.

Es decir, que le pueden estar poniendo en bandeja un beneficio seguro y suculento a medio plazo con el convencimiento de que se están limitando a meter la mano en la bolsa del malhechor que, por otro lado, se limita a apostar por empresas que creen que lo tienen difícil en bolsa. ¿Puede ser un error histórico? Lo que es seguro es que el exceso de especulación sólo puede tener efectos negativos sobre el mercado. El primero es que expulsará a inversores ortodoxos, estables, que no están por jugar a la ruleta rusa en la que por momentos puede convertirse el mercado. El riesgo es evidente si los supervisores no actúan rápido.

"La pregunta es por cuánto tiempo pueden mantener la apuesta estos pequeños inversores agrupados en foros. Hay que tener mucho cuidado porque la munición se les acabará pronto. ¿Y luego qué? Personalmente, me cuesta mucho creer que detrás del fenómeno GameStop no haya grandes fondos interesados en hacer subir la cotización que por detrás han apoyado el rally en bolsa. El riesgo de pérdidas muy severas puede ser enorme si no se extreman las precauciones", señalan en un gran 'broker' nacional.

Pasada la sorpresa inicial, los grandes 'hedge fund' mundiales pasarán al contraataque y quién sabe si -sería la madre de todas las paradojas- exigirán a los organismos supervisores que aclare de quiénes son y a quiénes sirven las compras planificadas y masivas de acciones. ¿Especulación o manipulación? El debate está abierto, aunque queda totalmente claro que foreros organizados y bajistas ya se pueden medir por el mismo rasero. Alcistas y bajistas son ya la misma cosa porque comparten los mismos objetivos. ¿Quién le pone el cascabel a este gato?

Artículos relacionados