LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa coge fuerzas antes de la Fed

La apro­ba­ción por la Admistración de Estados Unidos de la nueva ronda de es­tí­mulos para lu­char contra la po­breza ge­ne­rada por la pan­demia del covid ha ca­ta­pul­tado a los mer­cados fi­nan­cieros en las úl­timas se­sio­nes. El Ibex 35 no ha sido menos y se ha apun­tado una subida del 4,3% en el global de la úl­tima se­mana para ce­rrar en los 8.644 pun­tos.

Eso supone moverse ya sobre la principal resistencia registrada en los últimos meses y de asentarse despejaría el camino a una nueva fase alcista.

El impulso en el proceso de vacunación y la mejoría de la economía mundial han generado un nuevo escenario con vistas a un posible salto de calidad de los mercados financieros en las próximas semanas. De confirmar y asentar estos niveles, los temores por la caída del mes de enero quedarían completamente diluidos, elevando las probabilidades de crecimiento de dos dígitos en la rentabilidad para final de año apuntada por un buen número de analistas a comienzos de año.

Para ello será necesario que los tres grandes “blue chips” de antaño, algo venidos a menos en los últimos años, marquen el ritmo, superando sus propias resistencias. El mercado asentará su tendencia alcista, señalan algunos expertos, cuanto Santander supere los 3 euros por acción, Telefónica los 4 y BBVA los 5 euros.

Un triple factor que estaría en puertas de producirse en breve, sobre todo, si el proceso de recuperación económica sigue haciendo rotar el dinero hacia el sector bancario tal y como parece previsible a pesar de algunas incertidumbres que afectan al sector como el preocupante crecimiento de la morosidad.

Las conclusiones adoptadas en la próxima reunión de la Reserva Federal también serán otro de los puntos claves en la consolidación de la mejoría de los mercados financieros, junto con el primer vencimiento completo de derivados del año.

Calendario semanal de Bolsa

El próximo viernes tendrá lugar la cuádruple hora bruja con el vencimiento de opciones y futuros de índices y valores. Y eso se producirá apenas dos días después de la reunión de la Fed. Aspectos que junto a los importantes datos de producción y consumo previstos para esta semana recién comenzada servirán para marcar el futuro inmediato de la renta variable y ese posible salto de calidad tan esperado.

De momento, este lunes, los inversores no tendrán demasiadas referencias a las que echar mano. Lo más destacado ser la producción industrial y las ventas minoristas llegadas desde China y la índice ce la Fed de Nueva York.

Para el martes se espera la producción industrial en Japón, el índice ZEW de confianza empresarial, así como los datos de producción industrial, los inventarios de negocios, las ventas al por menor, utilización de la capacidad y la confianza constructora NAHB en Estados Unidos.

La agenda de los mercados financieros del miércoles estará marcada por la reunión de la Reserva Federal, aunque no se esperan cambios en su política monetaria de tipos ultra bajos. Pero su decisión se conocerá con las bolsas europeas ya cerrada que antes tendrán que prestar especial atención a la balanza comercial en Japón y España, el IPC de la Zona Euro, así como a la construcción de nuevas viviendas y los permisos de construcción en Estados Unidos.

En la sesión del jueves, la atención se centrará en la balanza comercial de la Zona Euro, la reunión del Banco de Inglaterra, y el índice de indicadores y el índice de la Fed de Filadelfia en Estados Unidos.

El último día de la semana bursátil, el viernes, se reunirá el Banco de Japón, país donde además se publicarán las cifras de inflación. Todo el peso de la jornada, por tanto, recaerá en el vencimiento de derivados.

Artículos relacionados